La secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, ha anunciado que presentará ante la Ejecutiva de su partido una propuesta para que "nunca una persona que ha sido condenada por cualquier tipo de violencia de género pueda formar parte de una lista electoral a cualquier nivel territorial".

Además propondrá que "nunca pueda hacerse una moción, ni ningún acuerdo de Gobierno con el voto de una persona condenada por ningún tipo de violencia de género, como es el acoso".

Causapié ha apuntado que se trata de una propuesta personal como secretaria de igualdad "y en nombre de muchas mujeres socialistas que repudian" la moción de censura que ha dado la alcaldía de Ponferrada (León) al PSOE gracias al apoyo de Ismael Álvarez, condenado por acoso sexual en el 'caso Nevenka'.

Aunque se trata de una iniciativa personal, la dirigente socialista ha dicho estar "segura" de que el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, "la apoyará".

Causapié ha apuntado que "las mujeres del PSOE" no comparten esa moción de censura en Ponferrada, ni comparten "cómo se ha hecho". "Las mujeres socialistas hemos luchado durante muchos años por la defensa de la igualdad, hemos apoyado a las mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia, hemos denunciado la violencia de género más que nadie junto a las organizaciones de mujeres", ha insistido.

Del mismo modo, ha indicado que Rubalcaba ha sido contundente en sus declaraciones sobre este caso y aunque ha reconocido que no tiene "notificación de la situación" de Folgueral, ha indicado que "lo que el partido quiere que quede claro es que o deja la alcaldía o deja el partido socialista. Si no será expulsado", ha subrayado.

Derogar la reforma laboral

La dirigente socialista ha hecho estas declaraciones antes de participar en la manifestación convocada por la Cumbre Social en Madrid 'Contra el Paro y por la Regeneración Democrática'.

A este respecto ha confirmado las palabras de Rubalcaba acerca de que el PSOE derogará la reforma laboral si regresa al poder y ha explicado que las alternativas socialistas son "unas relaciones laborales con derechos, donde las organizaciones sindicales tengan espacio para decidir".

"Se trata de avanzar en un empleo estable y que garantice a las personas derechos", ha señalado Causapié, que ha concluido insistiendo en que el PSOE está "pidiendo empleo de calidad, una apuesta por las pequeñas empresas y una política que en lugar de poner acento en la austeridad lo ponga personas y, por lo tanto, en la creación de empleo que es lo que hoy necesita este país".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.