El PSOE en el Ayuntamiento de Málaga propondrá al equipo de gobierno del PP que cree un fondo municipal para la compra de aquellas viviendas amenazadas por desahucio, de modo que pueda ofrecérselas a las propias familias en régimen de arrendamiento social, con derecho a compra en el futuro. Para ello, le instará a que realice un estudio, a modo de inventario, del estado de las hipotecas suscritas en la ciudad.

Así lo plantearán, a través de una moción en la Comisión de Pleno de Economía, Promoción Empresarial y Empleo, las concejalas María Gámez y Francisca Montiel, quienes, pese a los acuerdos adoptados hasta ahora por la Corporación municipal para hacer frente a los problemas derivados de los desahucios, consideran necesario "seguir aportando ideas para que el Ayuntamiento esté al lado de las personas que se encuentran en esta situación y se evite que las familias con insolvencia sobrevenida e involuntaria pierdan su casa por lanzamientos judiciales".

La propuesta socialista de adquirir las casas de familias desahuciadas y alquilárselas va a ser puesta en marcha ya en otros municipios, como es el caso de Baena (Córdoba), ha recordado la portavoz del PSOE, María Gámez. "Este último Ayuntamiento actuará de forma directa en aquellos casos extremos en que el problema no encuentre solución en ninguna instancia anterior, comprando las viviendas amenazadas, antes de la ejecución de la hipoteca, y ofreciéndoselas a la familia con un arrendamiento social y con la garantía de que con el tiempo recuperarán la titularidad de la propiedad", ha explicado.

La concejala socialista ha afirmado que, "en caso de que la refinanciación de la deuda fuera inviable y la amenaza de ejecución de la hipoteca siguiera adelante, el Ayuntamiento aplicaría esta última medida". "Lógicamente —ha añadido a Europa Press—, la cuantía y el plazo del arrendamiento variarían en función del precio de la deuda y los ingresos de la unidad familiar, pero con esta fórmula se impediría que la familia abandonara su vivienda, cuya titularidad recuperaría con el tiempo".

Fondo municipal

Para ello, el Consistorio necesita crear un fondo municipal de inversión, para cuya estimación debería llevarse a cabo, por los técnicos municipales, un estudio del estado de las hipotecas suscritas en la ciudad de Málaga, ha manifestado Gámez.

Este fondo municipal, que podría ser anual, tendría carácter de inversión y no de gasto corriente y permitiría llegar a acuerdos financieros con las entidades de créditos. En función de cada situación, se procedería a la compra del inmueble a subastar, renovar el contrato hipotecario u otra solución específica según el contrato.

Sería, por tanto, una medida de carácter municipal complementaria al convenio para la creación de un fondo social de viviendas, que, bajo los auspicios de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha suscrito recientemente el Ayuntamiento de Málaga.

Según este último convenio, "el Consistorio se convierte en entidad local colaboradora y sus funciones serán emitir un informe sobre la valoración de las circunstancias sociales de las familias solicitantes; colaborar con las entidades de crédito en la evaluación de las solicitudes y difundir en su territorio e informar a sus ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Málaga.