El consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Faustino Blanco, ha admitido que la situación del edificio en el que se ubica el consultorio médico en Llamaoscura, de La Manjoya (Oviedo), es "evidentemente preocupante". Ante esa situación, el Principado estudiará fórmulas que les permitan "solventar en alguna medida la situación".

Así consta en una respuesta parlamentaria de Blanco al diputado del PP Alfonso Román López quien se ha interesado por si desde la Consejería se iban a llevar a cabo obras de acondicionamiento para solucionar las deficiencias.

Sin embargo, en la respuesta parlamentaria, consultada por Europa Press, el dirigente regional recuerda que la Consejería de Sanidad no es ni la propietaria ni la usuaria de la mayor parte del edificio, por lo que no corresponde ni es posible por la Consejería la reforma de la edificación.

"La situación cuasi ruina se corresponde mayoritariamente con la parte que no es utilizada por el consultorio", matiza Blanco, que recuerda que desde el año 2004 se ha venido solicitando por parte del Principado la cesión de al menos parte de los bajos de la edificación para poder aumentar en una consulta la asistencia e incorporar los aseos dentro de la edificación, no obteniendo por parte del Ayuntamiento de Oviedo respuesta a las solicitudes.

"Ante la situación del edificio, corresponden al titular del mismo o al Ayuntamiento, en su caso, las reformas pertinentes", señala. Además, Blanco afirma que de continuar el deterioro de las instalaciones, si no hay las garantías mínimas de seguridad, se procedería "al cese de la actividad asistencial". En cualquier caso, ha dicho que esa no es su primera solución.

Consulta aquí más noticias de Asturias.