La Fundación Caja Segovia abre el Torreón de Segovia, que permanece hipotecado, a bodas y celebraciones

La comisión gestora de Caja Segovia estudia alquilar el Torreón de Lozoya, uno de los edificios más emblemáticos de la entidad, para albergar bodas y otro tipo de celebraciones como fórmula de rentabilidad económica.
El Torreón de Lozoya de Segovia
El Torreón de Lozoya de Segovia
EUROPA PRESS

La comisión gestora de Caja Segovia estudia alquilar el Torreón de Lozoya, uno de los edificios más emblemáticos de la entidad, para albergar bodas y otro tipo de celebraciones como fórmula de rentabilidad económica.

El edificio, en el centro de la capital segoviana, fue hipotecado antes de la desaparición de la Caja para asumir una deuda tributaria cercana a siete millones de euros.

Ahora, los integrantes del futuro Patronato de la Fundación barajan abrir sus salones y jardines a todo tipo de actos, de igual forma que ya han hecho otras entidades o museos, como la Fundación Lázaro Galdiano o la Fundación ABC, según ha explicado el coordinador de actividades culturales de la Obra Social de Caja Segovia, Rafael Ruiz.

Este mismo viernes ha tenido lugar una experiencia piloto durante un desayuno informativo organizado por la Federación de la Mujer Rural en uno de sus salones, que según Ruiz ya han sido solicitados para la celebración de un enlace.

El Torreón es el inmueble segoviano más visitado después del Alcázar y la Catedral. Por él pasan anualmente 100.000 personas, el diez por ciento de ellas de fuera de la provincia.

La nueva propuesta incluye dar continuidad a la vocación cultural del edificio, en cuyas salas de acogen múltiples exposiciones. Para reforzar este aspecto, se prevé reconvertir parte del espacio para albergar en él piezas de arte de Caja Segovia.

A esta musealización se unirá la apertura de la torre a las visitas, que se ha sometido a pequeñas reparaciones para hacerla accesible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento