Tres bomberos jubilados que dedicaron su vida al servicio público reciben la insignia de oro de manos de Cámara

Durante 2012, el SEIS efectuó más de 4.000 servicios, algunos tan relevantes como la explosión en la Fábrica de la Pólvora
Alcalde con bomberos
Alcalde con bomberos
AYUNTAMIENTO MURCIA

Una Misa en la Catedral y un acto institucional presidido por el alcalde, Miguel Ángel Cámara, han sido los actos celebrados para conmemorar la festividad del San Juan de Dios, patrón de los trabajadores del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Ayuntamiento de Murcia. A los mismos ha asistido también la concejal de Seguridad y Recursos Humanos, Nuria Fuentes.

Tres nombres han destacado por encima de todos ellos, el sargento Joaquín Vicente Sánchez -tras más de 38 años de servicio-, el cabo Benito Abellán Pérez -ingresó en la plantilla en enero de 1976- y el bombero-conductor Andrés Martínez Latorre -en plantilla desde 1979- quienes han recibido la Insignia de Oro del Cuerpo por su reciente jubilación.

A lo largo del pasado año, el SEIS realizó 4.040 servicios, de los cuales casi la mitad fueron incendios (1.888). También efectuaron 457 salvamentos, 542 asistencias técnicas (achiques de agua, neutralización de vertidos, ruinas y hundimientos, apuntalamientos, caídas de ramas) y atendieron 1.153 inspecciones (revisiones, informes, prevención).

En la actualidad, trabajan en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento 210 personas, con el apoyo de otros 4 empleados como personal auxiliar, según han informado fuentes muncipales en un comunicado.

Y es que, en total, hay 1 jefe de servicio, 2 oficiales, 6 suboficiales, 12 sargentos, 30 cabos, 105 bomberos, 45 conductores, 9 operadores, 1 técnico deportivo, 1 jefe de negociado de administración y 2 auxiliares administrativos.

En cuanto a los medios materiales, el servicio dispone de una flota de 36 vehículos, de los cuales 9 son autobombas urbanas, 3 autobombas rurales, 3 autoescaleras, 2 brazos, 2 polisocorros, 4 cisternas, 11 ligeros y 2 remolques.

Respecto a las actuaciones más relevantes realizadas en 2012, destaca la explosión en Fábrica de la Pólvora en Javalí Viejo, en donde ardió un almacén de la fábrica al explotar 12.000 kilos de pólvora.

El techo de la nave salió despedido en el momento de la deflagración quedando las paredes intactas. La columna de humo llegó a alcanzar unos 20 metros de altura. Intervienen 18 bomberos repartidos en seis dotaciones y sólo hubo daños materiales.

Asimismo, la explosión de gas en vivienda de calle Arrixaca en Murcia, donde una persona tuvo que ser atendida como consecuencia de la explosión de gas por fuga en una vivienda de la calle Arrixaca.

La deflagración provocó que uno de los muros de fachada cayera a la vía pública y otro hacia la propia vivienda, desplazando muebles y enseres. Intervienen 18 bomberos y hasta ocho vehículos. Hubo cuantiosos daños materiales y una persona fue atendida por contusiones.

Por otro lado, un incendio de vivienda en El Palmar, en donde dos menores de 3 y 5 años fueron rescatados con vida de un incendio que tuvo lugar en una vivienda del barrio de Los Rosales de El Palmar. El fuego y el humo que se propagaron con rapidez de la cocina al salón, obligó a los bomberos a intervenir con celeridad para poder rescatar a dos niños que se encontraban solos en el dormitorio de la vivienda.

Aunque el incendio tuvo lugar en la planta baja, las llamas alcanzaron hasta la tercera planta. Intervienen 15 bomberos y hasta cuatro vehículos. Los niños que fueron atendidos por inhalación de humo en el Hospital Virgen de la Arrixaca se encontraron con los bomberos unos días después.

Igualmente, el rescate de una persona del interior de un camión de basura en Murcia, en donde se requirió la presencia de bomberos por el servicio de recogida de basuras que detecta la presencia de una persona en el interior del camión tras recoger los residuos orgánicos de un contenedor ubicado en la calle de San Antón en Murcia.

La persona se encontraba consciente y con heridas leves y se rescata con ayuda de una camilla y la pluma de uno de los vehículos de bomberos. Intervienen nueve bomberos repartidos en dos dotaciones.

Más cercana en el tiempo fue la tromba de agua en Murcia coincide con un incendio en una nave en el Cabezo de Torres. Más de doscientas actuaciones en tan sólo unas horas llevaron en jaque a los bomberos.

El incendio de una nave con productos peligrosos que reaccionaban con el agua coincidió con la actuación en el Reguerón en Sangonera la Verde para el rescate de una persona que se encontraba en el interior de un vehículo sumergido en el agua que había sido arrastrado por la fuerte corriente.

Los bomberos tuvieron que sumergirse para alcanzar el vehículo y poder sacar el cuerpo de la persona para llevarlo hasta la orilla. Unos 60 bomberos intervinieron en las labores de desagüe y rescate.

Finalmente, el rescate con vida de una persona en el cauce del Reguerón en Beniaján, tras haber caído desde unos ocho metros de altura al cauce del río. Las labores de rescate que tuvieron lugar por la noche y lloviendo resultaron complicadas. Intervienen 13 bomberos y cuatro dotaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento