Un ciudadano rumano ha sido hallado muerto en una calle de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, con un fuerte golpe en la cara y un corte profundo en la frente, que podría haber recibido, según apuntan las investigaciones, en el transcurso de una reyerta con compatriotas.

La víctima presentaba un fuerte golpe en la cara y un corte profundo en la frente

Los hechos, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía, tuvieron lugar sobre las cinco de la mañana, cuando un ciudadano halló en plena vía pública, en concreto en la confluencia de las calles Cristo y San Isidro de esa localidad, el cuerpo sin vida de un hombre de unos 40 años.

El ciudadano alertó de lo sucedido a la Policía local, y ésta, a la Nacional, que pudo constatar que el fallecido, Sandu N., presentaba varias heridas, que le causaron la muerte.

Los agentes del Grupo X de Homicidios de la Policía Judicial intenta determinar quiénes fueron los autores de la muerte, aunque todo apunta a que se pudo producir durante una reyerta de ciudadanos rumanos.