El Ayuntamiento pagará 8.540 euros en horas extra a los 88 policías locales que finalmente trabajaron el 23-F

El Ayuntamiento de Logroño pagará un total de 8.540 euros en concepto de horas extraordinarias a los 88 policías locales que finalmente trabajaron el pasado sábado 23 de febrero, con motivo de la celebración en la capital riojana de cuatro manifestaciones simultáneas de las 'mareas ciudadanas'.
Sáinz y César Velasco, en la rueda de prensa
Sáinz y César Velasco, en la rueda de prensa
EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Logroño pagará un total de 8.540 euros en concepto de horas extraordinarias a los 88 policías locales que finalmente trabajaron el pasado sábado 23 de febrero, con motivo de la celebración en la capital riojana de cuatro manifestaciones simultáneas de las 'mareas ciudadanas'.

Así lo ha afirmado este viernes el concejal de Interior, Miguel Sáinz, al finalizar una rueda de prensa para hacer balance de las actuaciones de la comisaría del Distrito Este. Ha considerado que las últimas protestas de los agentes "tienen como fondo discrepancias sobre retribuciones y la regulación de las horas extraordinarias".

Se refería de este modo tanto a la situación que se dio en aquella jornada del 23-F como a las protestas que se han venido sucediendo en los plenos municipales, la última de ellas, en la tarde de ayer. Sáinz ha recordado que el acuerdo de horas extraordinarias que se venía aplicando "fue denunciado por los sindicatos policiales el pasado verano", por lo que dejó de estar en vigor a final de 2012.

Esta situación obligó a un acuerdo aprobado directamente en Junta de Gobierno Local, "con el que los policías cobraban exactamente lo mismo que antes": 26,5 euros la hora extra para los agentes, "10 euros más que lo especificado para los funcionarios" y 29 euros la hora para los mandos. A ello ha sumado que "por cada movilización, se cobran cuatro horas, se hayan cumplido o no".

"Son cantidades más que suficientes e incluso generosas con la que está cayendo. Están muy bien pagados, teniendo en cuenta que hay restricciones económicas y retributivas que vienen marcadas por el Estado", ha señalado Sáinz, quien ha explicado que, al no haber acuerdo en la Mesa de Negociación, se aplica directamente el acuerdo de Junta de Gobierno, sin que se haya dejado de negociar.

Los hechos.

Sáinz ha vuelto a realizar una película cronológica de lo que ocurrió en las jornadas previas al 23-F y con las sucesivas Resoluciones de Alcaldía para movilizar a los agentes considerados suficientes para el servicio. "El equipo de Gobierno tiene todos los avales jurídicos para movilizar policías para eventos o circunstancias como bajas generalizadas", ha dicho.

Así, ha señalado que el subinspector al mando requirió, en un primer momento, la movilización de 63 agentes, que se unirían a los 30 que debía estar de servicio ordinario en aquella jornada. Se emitió, para ello, una primera Resolución de Alcaldía, 45 agentes".

"Pero nos encontramos -ha añadido- que en 72 horas, entre martes al viernes, hubo 44 bajas, una cifra inusual". De estas 44 bajas -4 de larga duración y 40 repentinas-, 18 correspondieron a agentes que prestaban servicio ordinario, y 26 a movilizados. Esto motivó una segunda Resolución, en la que se ordenó la movilización de 119 agentes "porque seguíamos esperando un aluvión de bajas".

Sin embargo, estas bajas no se produjeron, "incluso algunos de los que estaban de baja, se dieron de alta", por lo que "cuando se llegó a un número de agentes notificados que se consideraron suficientes para cubrir las necesidades, se dejó de notificar".

De esta manera, finalmente se contó con 12 agentes en servicio ordinario y 88 agentes movilizados ex-profeso, de los que 68, "es decir, cinco más de los propuestos", se destinaron a las manifestaciones y al control de tráfico "porque estaban afectadas cinco vías principales de la ciudad".

"No vamos a tener un coste como se ha dicho ni de 10.000 ni de 16.000 euros, sino de 8.540 euros", ha afirmado Sáinz, quien ha señalado que, con respecto a las bajas, "no hay una investigación abierta como tal, sino que, por parte de Personal y de la mutua, se han establecido mecanismos de seguimiento y supervisión que son los habituales".

Para Saínz, "lo importante es la seguridad de la ciudad", por lo que ha afirmado que, si es necesario, se continuará con el mismo sistema "porque no hay ningún agente apuntado en la lista para hacer horas extraordinarias".

Con todo, ha asegurado que "la negociación sigue ahí, se siguen convocando mesas de negociación con los sindicatos policiales y generales, es un foro de debate permanente, porque, por parte del equipo de Gobierno estamos dispuestos a seguir dialogando mientras no se produzcan casos similares".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento