Esteban González Pons
Esteban González Pons, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach ha solicitado este jueves ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, la citación como testigos del asesor externo de la Casa Real y Conde de Fontao, José Manuel Romero, así como del vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, según han informado fuentes de la investigación.

El representante del Ministerio Público ha presentado un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma en el que, además de la declaración de González Pons y Romero, solicita la comparecencia de una treintena de personas más, de cara a poner fin a la instrucción de la causa, tal y como han indicado las mismas fuentes.

En cuanto a González Pons, ahora vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, la Fiscalía entiende que debe explicar el convenio que firmó con Nóos como responsable de la Sociedad Gestora de la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana para la celebración en Valencia de los Juegos Europeos 2006, por los que la Generalitat pagó 382.203 euros.

Según han confirmado fuentes próximas a la investigación, la solicitud de citación a Romero se producirá este viernes y deriva de la declaración que prestó en los Juzgados de Palma el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, en el marco de esta causa que investiga el presunto desvío de fondos públicos al Instituto Nóos y la Fdcis.

Romero aseguró mediante un comunicado que no prestó asesoramiento jurídico algunoEn su declaración ante el juez, Torres aseguró que él y Urdangarin se reunieron varias veces con Romero en 2006 a raíz de que aparecieran en la prensa varias críticas al Instituto Nóos, porque el asesor de la Casa del Rey consideraba que la entidad tenía que ir dejando de tener actividad y que el yerno de don Juan Carlos debía salir formalmente de ella y dedicarse a "hacer otra cosa".

Torres dijo que Romero aconsejó a Urdangarin que se centrara en temas relacionados con el deporte a través de una fundación y precisó que dicha entidad debía ser creada por la sociedad civil de manera que el marido de la infanta Cristina no figurase. "Que no apareciera don Iñaki creando, fundando nada, sino que perteneciera en órganos a los que se le fuera invitando", declaró Torres ante el juez. Subrayó que, sin embargo, la Fdcis era un proyecto de Urdangarin, que fue "creada para él" y él era quien mandaba.

Romero aseguró mediante un comunicado que no prestó asesoramiento jurídico alguno para la constitución de la fundación investigada y precisó que solo indicó que Urdangarin debía limitarse a formar parte de su consejo asesor. Por su parte, el marido de la infanta Cristina aseguró días después ante el juez que su labor en la Fdcis era presidir la comisión de deportistas, sin ningún cargo de gestión, al contrario de lo dicho por Torres.

Peticiones de Manos Limpias

El titular del juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, tiene pendiente también resolver la petición formulada este martes por el sindicato Manos Limpias, acusación popular en el caso Nóos, de varias pruebas más que considera "fundamentales" para solicitar la imputación de la infanta.

Manos Limpias pidió que se incorporen a la causa todas las actas de los consejos de administración y asambleas del Instituto Nóos y de la empresa Aizóon —propiedad de Iñaki Urdangarin y su esposa—, con las firmas de quienes asistieron, así como que se pregunte al secretario del instituto, Miguel Tejeiro, si la firma que figura en una de las actas es del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, o se falsificó.

El sindicato pidió también que se solicite a la Caixa que identifique al titular de una cuenta bancaria cuyo número Urdangarin facilitó a la princesa Corinna, según figura en uno de los correos electrónicos aportados a la causa, así como los movimientos que ha registrado.