El prestigioso jurista Santiago Muñoz Machado ha advertido de que la eliminación o la reducción de las políticas sociales "puede afectar directamente a la dignidad humana". Así se ha pronunciado mientras disertaba sobre la pobreza y el derecho al ser investido doctor 'honoris causa' por la Universitat de València (UV). El catedrático Juan Francisco Mestre ha sido el encargado de leer la 'laudatio'.

Al acto han asistido, entre otras personalidades, el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Pascual Sala, y el director general de Universidades, José Miguel Saval. Santiago Muñoz Machado ha ofrecido la evolución histórica de las normas legales relacionadas directamente con la pobreza, y se ha detenido especialmente en la aportación intelectual del humanista valenciano Joan Lluís Vives.

El nuevo honoris también ha recordado algunas cifras sobre la pobreza actual en el mundo, para añadir: "la pobreza no sólo no ha sido erradicada, sino que se ha convertido en un problema global, considerando las crecientes desigualdades existentes entre unos y otros países de la tierra".

Así, ha indicado que en 2008, un 22% de la población mundial vivía con menos de 1,25 dólares por día, mientras que 2.470 millones de personas, un 42% de la población mundial, vivía con menos de 2 dólares por día. En España, con datos de 2011, el 21,8% de los hogares estaba por debajo del 60% de la renta media y, por tanto, en situación de pobreza relativa.

El jurista ha señalado que ante la persistencia del problema de la pobreza "no cabe, sin embargo, la resignación", al tiempo que ha advertido de que "hay que abandonar la creencia de que la delimitación, contenido y alcance de la acción conducente a hacer efectivos los derechos sociales, está vinculada esencialmente a la coyuntura económica, de forma que pueda prescindirse de ella o reducirse su contenido prestacional en tiempos de crisis".

"No tengo esta aseveración por ajustada a los valores y principios que consagra nuestra Constitución, porque la eliminación o reducción de las políticas sociales puede afectar directamente a la dignidad humana, que es un valor situado en el artículo 10.1, a la igualdad y a la consecución de una convivencia más justa y solidaria", ha aseverado.

En la 'laudatio', Juan Francisco Mestre, se ha referido a la vinculación de Muñoz Machado con la Universitat de València, y también a su trayectoria docente y en cargos de asesoramiento de las más altas instancia del Estado.

Pero Mestre se ha centrado en la tarea investigadora del nuevo 'honoris', de entre la cual ha destacado "su genial capacidad de identificar, en cada momento histórico, los problemas o las cuestiones relevantes que afectan a la realidad y a la estructura social y jurídica, para situarlos en su particular platina y afrontar su análisis y diagnóstico, suministrando guías o criterios de interpretación solventes, y ofreciendo siempre resultados precisos, de los cuales podrá discreparse, pero nunca por carecer de una sólida fundamentación, un riguroso razonamiento o un resultado solvente".

Por su parte, el rector Esteban Morcillo ha destacado del nuevo 'honoris causa' su "firme defensa jurídica de los derechos y políticas sociales por encima de las argumentaciones económicas tan tristemente habituales en la actualidad, y su visión que estos principios, la lucha contra la pobreza, uno de los objetivos de desarrollo del Milenio, sea un deber exigible y un derecho de los necesitados en cualquier país del mundo, nos dan la dimensión de su compromiso social".

El rector ha aprovechado para recordar una vez más, y precisamente ahora, en el contexto de una grave crisis económica, "la importancia del sistema universitario público en la formación de las personas, en la generación y la transferencia de conocimiento, de ciencia y de cultura, pero también su decisiva contribución a la cohesión social mediante la generación de prosperidad y bienestar en una sociedad más justa y solidaria".

Consulta aquí más noticias de Valencia.