«La asesina de mi hija es Dolores Vázquez, no Tony King»

Ayer declaró Alicia Hornos, madre de Rocío. Tony King también señaló a Dolores como culpable del crimen.
Alicia Hornos, madre de Rocío, en los juzgados de Málaga.(M. G/Efe)
Alicia Hornos, madre de Rocío, en los juzgados de Málaga.(M. G/Efe)
Alicia Hornos, madre de Rocío Wanninkhof, fue rotunda al declarar en la segunda sesión del juicio por la muerte de su hija celebrado en la Audiencia Provincial de Málaga. «La asesina de mi hija es Dolores Vázquez, no Tony King», aunque hay al menos tres implicados, aseveró.

Hornos indicó que su hija «nunca se pararía con desconocidos» y recordó que las bragas de Rocío que encontró a las puertas de su casa en agosto de 2005 llevaban su ADN y el de Dolores, exculpada tras 17 meses de prisión.

Poco antes declaró Tony Alexander King, acusado de la muerte de Rocío, quien también señaló a la amiga de la familia como autora del asesinato: «Vi cómo Dolores Vázquez apuñalaba a Rocío por la espalda».

El británico, expulsado el lunes durante la primera sesión por insultar al juez, fiscal y peritos, tuvo ayer una segunda oportunidad para declarar, en la que pidió ser hipnotizado, pero se le denegó. Según su relato, la noche de la muerte de Rocío, su amigo Robert Graham también le hipnotizó en su casa, donde se encontraban Dolores Vázquez y otras dos personas. Acto seguido, recordó estar en un coche con Graham y Dolores, que «apuñalaba a Rocío mientras se reía». Graham, posteriormente, «le cortó el cuello porque aún seguía con vida», dijo.

La familia del novio testifica

También declararon como testigos el novio de Rocío, la hermana de éste y su madre, quienes coincidieron en que la joven era una persona atlética y que practicaba deporte habitualmente. Corroboraron que pasó la tarde con ellos antes de marcharse, porque quería ducharse en casa y luego ir a la feria con unas amigas, para después reunirse con su novio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento