Dos institutos instauran el carné por puntos contra la violencia escolar

  • Los alumnos pierden puntos por comportamiento inapropiado en el centro.
  • También pueden recuperarlos.
  • La dirección estima que desde su implantación la convivencia entre alumnos y profesores ha mejorado.

Uno se encuentra en Benial (Murcia) y otro en un municipio de Toledo, Seseña.

Los equipos directivos de los institutos de estas localidades han decidido aplicar la fórmula del carné de por puntos para combatir las gamberradas y la violencia escolar .

Así, cada vez que un alumno se comporta mal en clase, se le restan puntos. Cuando el estudiante acumula un número determinado de tantos negativos -en el caso del instituto murciano, serían veinte- debe enfrentarse

a una sanción.

Sin embargo, al igual que ocurre con el carné de los automovilistas, los puntos pueden recuperarse con buena conducta.

Según los alumnos del instituto toledano, comer chicle en clase, llegar tarde, decir tacos, alborotar o marginar al profesor son motivos de pérdida de entre uno y dos puntos.

Desde su implantación, ambos institutos declaran que la convivencia en el centro ha mejorado. En Seseña, los comportamientos se habrían visto reducidos hasta un 30%, según sus directores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento