En lo que va de año, el endeudamiento hipotecario de los hogares españoles se ha incrementado en 70.893 millones de euros, a un ritmo del 15%.

No obstante, aunque que el crecimiento se está desacelerando en los últimos meses, lo cierto es que el endeudamiento de los españoles continúa al limite teniendo en cuenta que están aumentando la concesión de prestamos personales y los créditos al consumo.

Cada vez más hipotecados

Los españoles debían en septiembre un total de 545.392 millones de euros a las entidades bancarias y este monto de deuda hipotecaria supone un incremento de casi el 22% en el último año. Sin embargo, este aumento es el más bajo desde 2003 y supone el tercer mes consecutivo de desaceleración.

  • En enero, febrero y marzo creció a tasas superiores al 24%.
  • En abril el incremento se redujo hasta el 23,6%.
  • En mayo y junio al 23,1%.
  • En julio, el crecimiento fue del 22,8%.
  • En agosto fue del 22,5%.

El mayor endeudamiento de las familias está en línea con el incremento que en agosto experimentó el importe medio de los créditos hipotecarios sobre viviendas, que se situó en 143.604 euros, lo que supone un aumento del 10,5% respecto al mismo mes de 2005, según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE) .

Crecen los créditos al consumo

Pero el problema de deuda de los españoles no se circunscribe solo a la vivienda. Además de los prestamos concedidos por las entidades financieras para este fin, los créditos al consumo recibidos por los hogares alcanzaron los 196.015 millones de euros al finalizar el mes de septiembre, lo que supone un incremento del 17,1% respecto a septiembre de 2005 y una aceleración en el porcentaje concesión de préstamos personales respecto a agosto, cuando crecieron a un ritmo del 16,2%.

Así, el endeudamiento total de los hogares se situó en 742.625 millones de euros al cierre de septiembre, con un crecimiento del 20,6% en doce meses.

Este aumento de endeudamiento para los españoles hace aún más vulnerables las decisiones de gasto de las familias ante un más que probable aumento de los tipos de interés en el corto plazo.

Tras la última subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) hasta el 3,25% y la previsible subida al 3,5% en diciembre, muchas han sido las voces que han alertado del riesgo que corren las familias ante los altos niveles de endeudamiento.