El paro registrado supera en febrero por primera vez los cinco millones de desempleados

Desempleados en la cola de una oficina de empleo.
Desempleados en la cola de una oficina de empleo.
GTRES

Nuevo récord en el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo INEM) tras subir en febrero en 59.444 desempleados (un 1,2% respecto a enero) y situar la cifra total de desempleados en más de cinco millones de personas.

En concreto, el desempleo alcanzó al cierre de febrero la cifra de 5.040.222 personas, su nivel más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996, según informó este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Pese a ello, la subida del desempleo en febrero de este año es la menor en este mes desde 2008, cuando el desempleo aumentó en 132.378 desempleados. En 2009, el paro se incrementó en febrero en 198.838 personas; en 2010 lo hizo en 82.132 personas; en 2011 repuntó en 68.260 parados, y en 2012 subió en 112.269 desempleados.

Desde febrero de 2012, el desempleo ha subido en 328.124 personas, un 6,96%.

Sube el paro en todos los sectores

Según los datos de Empleo, el paro subió en febrero en ambos sexos, pero algo más entre los hombres, con 30.796 desempleadas más (+1,2%), frente a un repunte del paro femenino de 28.648 mujeres (+1,1%), situándose el total de mujeres en paro en 2.536.596 y el de varones, en 2.503.626.

Por sectores, el paro aumentó en febrero en todos ellos. En los servicios se registraron 39.788 desempleados más (+1,3%); en el colectivo sin empleo anterior hubo 8.711 nuevos parados (+2,4%); la agricultura sumó 7.987 desempleados (+3,9%); la industria añadió 1.581 parados a sus listas (+0,29%), y la construcción experimentó un crecimiento de 1.377 parados (+0,18%).

Por edades, el repunte del desempleo en febrero afectó a 43.418 mayores de 25 años (+0,9%), mientras que entre los menores de 25 años el desempleo aumentó en 16.026 personas, un 3,4% más.

Entre los extranjeros el desempleo subió en 5.591 personas respecto a enero (0,9%) y bajó en 27.517 en un año (4,2%), lo que situó el total de parados en este colectivo en 628.070. El desempleo subió en dieciséis comunidades autónomas, especialmente en Andalucía (22.722) y Madrid (8.120) y sólo bajo en Baleares (1.562).

En cuanto a la contratación, en febrero se registraron en el antiguo Inem un total de 949.844 contratos, un 4% menos que en febrero de 2012. De ellos, 91.584 eran indefinidos, cifra equivalente al 9,6% del total y un 5% inferior a la del mismo mes de 2012.

Para la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, la tasa de incremento interanual del paro sigue moderándose y acumula un descenso de más de cinco puntos porcentuales desde el máximo de casi el 13% alcanzado en mayo, que se sitúa ahora por debajo del 7%.

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 16,1 millones de ocupados en febrero, lo que supone 28.691 personas menos (0,18 %) que en enero, según los datos difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. El descenso de enero es inferior al del año pasado, cuando la afiliación bajó en 61.156 personas, pero superior al de 2011, cuando se redujo en 14.744 personas. Con esta disminución de la afiliación en febrero, el sistema encadena siete meses consecutivos de pérdida de ocupados.

Diferentes cifras entre EPA e Inem

La EPA, que ya arrojaba al cierre de 2012 un total de 5.965.400 desempleados y una tasa de paro del 26,02%, se realiza sobre una muestra de 65.000 familias al trimestre o, lo que es lo mismo, unas 200.000 personas al año. La primera encuesta que se realiza a cada familia se hace de forma personal por entrevistadores fijos del INE. Las sucesivas encuestas se pueden realizar por teléfono o de forma personal. Los entrevistados tienen que contestar sobre su situación en la semana anterior a la entrevista.

Los datos tardan en procesarse un mes y medio, por lo que durante este tiempo puede darse que mucha gente que tenía trabajo lo pierda, o al revés, lo encuentre. También ocurre que mucha gente manifieste su deseo de trabajar y lo exprese así en la encuesta, pero que en realidad nunca se dé de alta en el INEM, de ahí que las cifras de la EPA suelan ser bastante más altas que las del INEM.

A favor de utilizar los datos de la EPA está que pueden considerarse más extensos y completos, porque habla de personas ocupadas y en paro; pero también de personas  inactivas  (estudiantes, jubilados, amas de casa...). A favor de utilizar los datos del INEM está se trata de cifras reales y actualizadas de gente inscrita en sus listas en las distintas provincias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento