Marbella modifica el PGOU para ganar espacio público

La Junta prevé ampliar un centro de salud, un edificio social y las zonas verdes de Arroyo Palmera. Y da su visto bueno a 3.000 nuevas viviendas.
Las necesidades de los ciudadanos en materia social, sanitaria, educativa y de ocio son las primeras víctimas de la corrupción urbanística en un territorio. Eso es lo que pretende empezar a enmendar ahora la Junta. Ayer, la Oficina de Planeamiento Urbanístico de la administración autónoma en Marbella anunció que ampliará el suelo destinado a usos sanitarios, sociales y zonas verdes.Este departamento funciona desde hace cuatro meses y es el encargado de dirigir el urbanismo marbellí tras la retirada de esta competencia al Ayuntamiento.

Para reordenar Marbella será preciso ejecutar un encaje de bolillos que palie las carencias de espacios públicos en una ciudad desordenada por los incumplimientos urbanísticos de más de una década de gobiernos GIL.

Traslados de entidades, cambios de usos del suelo y acuerdos con promotores privados de terrenos son los mecanismos que ha anunciado la Junta para conjugar las pastillas de terreno que quedan aprovechables con las necesidades de la población.

3.000 nuevas casas

250 VPO: Se reservará suelo para estas casas de protección oficial antes de que se apruebe el nuevo Plan General de Ordenación Urbana –el vigente es de 1986–. Actualmente se están estudiando los detalles técnicos para que las VPO se puedan levantar.

Otros 2.740 inmuebles: Tendrán el visto bueno de la Junta para construirse. De ellas, 1.500 serán casas adosadas que han sido aprobadas durante los cuatro meses de funcionamiento de la Oficina de Planeamiento Urbanístico de Marbella que tiene allí la Junta de Andalucía.

En los juzgados

«Ni idea de los convenios»: Es lo que afirmaron ayer los ex ediles gilistas de Marbella Rafael González, José Luis Fernández y José Luis Troyano sobre los acuerdos urbanísticos que investiga la Fiscalía Anticorrupción. Eran cosa del alcalde, aseguraron.

El PSOE recula con las demoliciones

Las elecciones municipales están cerca y quienes se enfrentan a ellas suelen ser cautos ante temas espinosos. Así se entiende que el candidato a la alcaldía marbellí por el PSOE, Paulino Plata –aún consejero de Turismo de la Junta–, apostara ayer por tener en cuenta el «lado humano» en relación a la posible demolición de las 5.000 viviendas ilegales de Marbella. La semana pasada varios cargos del PSOE afirmaron que la solución consiste en derribar esas construcciones. Por otra parte, el Gobierno andaluz comparecerá en el Parlamento autonómico para hablar sobre el urbanismo en Marbella. PP e IU  quieren consensuar los controles de estas ilegalidades del ladrillo con los socialistas.

Leganitos, más grande

Centro de salud

El ambulatorio de Leganitos, en la zona norte de Marbella, se ampliará gracias a las parcelas de dos colegios –El Castillo y Hermanos Gil Muñiz–. Estos centros docentes se trasladarán a un nuevo edificio en los suelos del actual albergue África.

Al norte de marbella

Aparcamientos

La asociación de minusválidos Aspandem podrá ampliar sus instalaciones gracias al cambio de calificación urbanística de un terreno próximo, que pasará de urbanizable (sin determinar un uso concreto) a urbanizable programado para equipamiento social.

Arroyo palomera

Más zonas verdes

Junta y promotores de Arroyo Palomera han acordado que esta zona tenga más espacios libres de lo planeado hasta ahora. También se construirán 25 VPO y, en lugar de viviendas unifamiliares adosadas, se edificarán bloques de tres plantas de altura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento