El IVA de facturas no cobradas: dejará de pagarse en todos los casos y sólo a partir de 2014

  • Es una medida "voluntaria", pero si el empresario se acoge a ella tendrá que aplicarla en operaciones con las administraciones públicas y con el sector privado.
  • Tiene un único requisito material: que la facturación de las empresas sea inferior a los 2 millones de euros al año.
  • Esta fórmula se ha implantado en Austria e Italia con un modelo muy similar.
  • El proyecto de ley, que previsiblemente se aprobará en marzo, incluirá incentivos fiscales a la I+D+i.
Imagen de archivo de un profesional autónomo.
Imagen de archivo de un profesional autónomo.
ARCHIVO

El pago del IVA por parte de pymes y autónomos sólo de las facturas cobradas, que el Gobierno pondrá en marcha a partir de 2014, se aplicará tanto a las operaciones con las administraciones públicas como con el sector privado.

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha explicado que esta medida será una "opción voluntaria", pero que si el empresario se acoge a ella tendrá que aplicarla a todas sus operaciones.

La medida estará incluida dentro de un proyecto de ley que Ferre espera que sea aprobado antes de que acabe marzo, aunque no entrará en vigor hasta 2014, ya que requiere de procedimientos formales con la Comisión Europea a la que hay que remitir este cambio en la operativa del IVA.

El único requisito material para poder acogerse a esta modalidad de pago será que la facturación de las empresas sea inferior a los 2 millones de euros al año.

Ferre ha recordado que la fórmula de pago del IVA cuando se devenga la factura ya se ha implantado en otros países como Austria e Italia, donde el modelo es muy similar, mientras que en Holanda, Eslovenia e Irlanda existe este procedimiento pero con un umbral de volumen de facturación inferior.

Incentivos fiscales

Según ha avanzado, el mismo proyecto de ley incluirá además incentivos a la I+D+i, de tal forma que parte del gasto que se destine a este fin podrá ser recuperado cuando la empresa no pueda beneficiarse de la deducción fiscal asociada a estas inversiones.

Ferre ha explicado que en estos casos las empresas podrán solicitar la devolución de la deducción por el gasto realizado, con una tasa de descuento, cantidad que les será reembolsada en un plazo máximo de dos años. "Se trata de no perjudicar el nivel de inversión en I+D+i, básico en la recuperación de la actividad", ha aseverado.

Junto a este incentivo fiscal, que Ferre cree que podría estar en vigor en junio o julio, el Gobierno también aprobará deducciones en las cuotas del Impuesto de Sociedades para aquellas compañías que reinviertan sus beneficios en inmovilizado material, como maquinaria o inmuebles para instalaciones, con el fin de "reforzar" la capitalización de esa empresa.

Para impulsar una vía alternativa de financiación para las pymes, que no sea la bancaria, Ferre ha señalado que habrá deducciones en el IRPF para aquellos inversores que apuesten por proyectos de capital riesgo "informal" —los denominados "business angels"—.

Además, parte de la rentabilidad obtenida con estas inversiones estará eximida de IRPF, siempre y cuando se vuelva a reinvertir en otro proyecto nuevo.

La Autoridad Fiscal Independiente

El secretario de Estado de Hacienda también ha avanzado que la nueva figura de la Autoridad Fiscal Independiente, cuyo objetivo es supervisar las cuentas de las administraciones públicas, estará diseñada en abril y podría entrar en funcionamiento poco después.

"Existe en otros países y hay modelos diferentes que el Ejecutivo está analizando para ver sus utilidades y beneficios", ha dicho Ferre, tras reiterar que su finalidad es ofrecer transparencia y garantía en el cumplimiento de los presupuestos.

Programa electoral

Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha resaltado que el proyecto de ley es "muy importante en términos de cumplimiento del programa electoral" con el que el PP concurrió a las pasadas elecciones generales, ha adelantado que el Gobierno también introducirá una deducción a fiscal a los beneficios reinvertidos en el ámbito de las empresas de menor tamaño.

"Por tanto, estamos entrando ya en la perspectiva de 2014, donde vamos a cumplir el programa electoral en algunos de los elementos esenciales", ha señalado.

Montoro ha insistido en que este proyecto de ley en materia tributaria supone ya un cambio fiscal a favor de contribuyentes, especialmente de autónomos y de pymes. "A partir de ahí quiero ser prudente, porque estamos a comienzos del mes de marzo; tenemos que negociar con la propia Comisión Europea muchos asuntos de esta naturaleza", ha dicho respecto a la posibilidad de que el Gobierno baje más impuestos el próximo ejercicio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento