Más de tres menores al día son maltratados, sobre todo, en el hogar

Los servicios sanitarios alertaron del delito en 43 ocasiones. Las autoridades adoptaron medidas de protección en 367 casos.
Los juzgados de Aragón registraron durante 2005 un total de 1.142 casos de malos tratos a menores de carácter físico o psicológico; es decir, más de tres cada día. De ellos, 43 fueron detectados en el ámbito sanitario, según los datos facilitados ayer por el Gobierno de Aragón, que abrió un expediente de protección para los afectados en 367 ocasiones.

A pesar de su elevado número, esta cifra es menor que la de 2004, cuando se identificaron 1.199 casos. Para combatir la proliferación de estos delitos mediante su pronta identificación, la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno, presentó ayer una Guía de detección e intervención que permita a los profesionales sanitarios reconocer los primeros síntomas.

Según explicó, la mayoría de agresiones a niños se producen en el ámbito familiar, por lo que observar la relación entre los menores y sus cuidadores puede ofrecer las claves necesarias.

En el documento se insta a los profesionales a actuar antes de que se produzca el maltrato mediante el diagnóstico de un sufrimiento ocasionado por una agresión física o psicológica. Esta herramienta será difundida en todos los centros de atención primaria y hospitalarios, así como en las unidades de salud mental.

Tras una denuncia, el Instituto de Servicios Sociales puede establecer un plan de intervención con medidas de protección y evaluar a la familia afectada.

Acciones

Identificación: Los profesionales sanitarios detectan la situación

de riesgo a través de señales de alarma.

Observación: Comienza un periodo de observación a partir de varias entrevistas con los padres y con el menor.

Actuación asistencial: Los servicios sociales se hacen cargo de los casos confirmados, tras el acopio del historial clínico de la presunta víctima.

Los disminuidos, bajo riesgo

Según la guía elaborada por el Salud, los niños que sufren discapacidades de tipo físico o intelectual sufren más malos tratos que el resto, al igual que los que padecen enfermedades crónicas. También están más expuestos los hijos nacidos prematuramente y los no deseados, así como aquellos que generan un mayor estrés en los padres por su comportamiento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento