Berlusconi es investigado en Nápoles por corrupción y financiación ilegal

  • Se acusa al exprimer ministro italiano de haber pagado tres millones de euros al senador Sergio De Gregorio por pasarse al partido Pueblo de la Libertad (PDL).
  • Además, Berlusconi tiene otros procesos abiertos, por incitación a la prostitución de menores, fraude fiscal y escuchas ilegales, entre otros.
  • El mensaje claro de los votantes italianos: que alguien nos rescate.
El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi se ajusta la corbata, en una imagen de archivo.
El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi se ajusta la corbata, en una imagen de archivo.
GTRES

El exprimer ministro y actual líder de la colación de centroderecha Silvio Berlusconi es investigado por la Fiscalía de Nápoles (Italia) por corrupción y financiación ilegal de los partidos.

La investigación está relacionada con el pago de una suma de dinero cuantificada en tres millones de euros al senador Sergio De Gregorio por pasarse al partido Pueblo de la Libertad (PDL), cuyo presidente es Berlusconi, informaron este jueves los medios italianos.

La investigación parte de la declaración de un ayudante de De Gregorio, Andrea Vetromile, quien en febrero del año pasado dio a los fiscales todos los detalles de cómo se produjo la 'compra' del senador.

Vetromile explicó que De Gregorio quería ir como candidato de Forza Italia, el entonces partido de Berlusconi, pero no pudo por una disputa con un dirigente regional, por lo que se presentó por IDV, consiguiendo el escaño. A continuación, Lavitola aprovechó sus contactos con 'Il Cavaliere' y "concretó el acuerdo" para el paso de De Gregorio al centro-derecha, algo que fue "ampliamente remunerado".

Además de los fiscales, Vincenzo Piscitelli y Henry John Woodcock, que el año pasado ya indagaron a De Gregorio, en esta investigación participan también los fiscales antimafia Francesco Curcio, Alessandro Milita y Fabrizio Vanorio.

En virtud de esta investigación los fiscales han dispuesto además la confiscación de una caja fuerte de Silvio Berlusconi y han enviado al Parlamento una solicitud de registro de la misma por la condición de aforado de "il Cavaliere", en tanto que es diputado de la pasada legislatura y senador electo en los pasados comicios generales del domingo y lunes.

Asimismo, la Fiscalía de Nápoles ha pedido al Parlamento el permiso para hacerse con las listas de llamadas telefónicas realizadas tanto por Berlusconi como por De Gregorio y ha enviado al ex primer ministro una notificación para que preste declaración por este caso.

El ex primer ministro tiene juicios pendientes como el caso 'Ruby', en el que está acusado de incitación a la prostitución de menores y abuso de poder, cuya última vista será el 11 de marzo, y en el que los fiscales sostienen que Berlusconi, de 76 años, mantuvo relaciones sexuales en trece ocasiones con una menor de edad.

También tiene pendiente el proceso por un delito de fraude fiscal en el llamado caso Mediaset y el caso Unipol, relacionado con la publicación de escuchas telefónicas de procedencia ilícita en el diario Il Giornale, propiedad de su hermano Paolo.

Críticas al procedimiento

Desde el partido de Berlusconi han criticado ya este nuevo proceso abierto contra el exprimer ministro. El vicepresidente del partido en la Cámara de Diputados, Maurizio Lupi, ha denunciado que después de que "los electores italianos hayan reiterado una vez más su fe en Berlusconi (...) vuelve el uso político de la justicia por parte de algunas fiscalías".

"La noticia de que se investiga a Berlusconi por la Fiscalía de Nápoles, dos días después del resultado electoral, en un país normal sería verdaderamente increíble y suscitaría indignación, en Italia se corre el riesgo de que se convierta lamentablemente en una costumbre", ha añadido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento