Infancia en la Guerra Civil
Foto cedida por la Fototeca del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), en la que se ve a dos niñas refugiadas en Madrid, durante la Guerra Civil Española. EFE

Todo el horror de la guerra, los bombardeos, ametrallamientos, evacuaciones, separaciones familiares, muertos y heridos, sirenas y noches en vela, quedó plasmado en una colección de dibujos hechos por niños durante la Guerra Civil española, ahora recogidos en un libro por la Universidad de Málaga.

En algunos casos, los dibujos eran una terapia contra el sufrimientoEn algunos casos aquellos dibujos fueron parte de la terapia aplicada a los niños contra el sufrimiento que acababan de padecer, según ha explicado el profesor de Psicología Evolutiva José Antonio Gallardo, autor de El dibujo infantil de la evacuación durante la guerra civil española (1936-1939), volumen que contiene 142 dibujos.

Los dibujos fueron realizados en colonias francesas, como Cerbere, Bayona, Perpiñán o Limoges, y en otras asentadas en la zona mediterránea, territorio aún republicano, como las de Valencia, Alicante, Castellón, Gerona, Teruel y Murcia, según Gallardo.

Todos estos dibujos están hechos por "hijos de republicanos cuando estuvieron alojados en colonias alejadas del frente para que se repusieran física y psíquicamente del impacto de la guerra".

Gallardo ha explicado que no ha encontrado dibujos similares hechos por niños de la zona franquista porque "la República era la que, debido a las continuas ofensivas franquistas, perdía terreno".

El volumen recoge igualmente 110 fotografías, muchas de ellas relacionadas con los dibujos infantiles, que demuestran la extraordinaria fidelidad de estos, por ejemplo en el caso de los modelos de los automóviles o autobuses en los que fueron evacuados, cuyas fotografías de modelos reales guardan un enorme parecido con los dibujos infantiles.

Gallardo ha asegurado que su trabajo pretende ser también un homenaje al matrimonio constituido por el pedagogo francés Alfred Brauner y la médica austríaca Françoise Brauner, brigadistas internacionales que "utilizaron el dibujo como herramienta para curar los desajustes emocionales infantiles originados por el trauma de la guerra".