Logo del sitio

Una dieta abundante en hierro puede proteger contra el síndrome premenstrual

  • Un 30% de mujeres tienen algún síntoma del síndrome antes de la menstruación.
  • Quienes siguen una dieta rica en hierro tienen un 35% menos riesgo de sufrirlo.
  • Las mujeres en riesgo de padecerlo deben asegurar hierro y zinc en su dieta.
Diferentes tipos de frutos secos.
Diferentes tipos de frutos secos.
ARCHIVO

El síndrome premenstrual es un trastorno que ocurre unos días (entre 7 y 10) antes de la menstruación y que desaparece unas horas después de iniciarse la menstruación. Nerviosismo, inestabilidad emocional, ansiedad, depresión y cefaleas son las características de este trastorno.

Este síndrome parece estar relacionado con cambios en los niveles de estrógenos y progesterona, que pueden causar retención transitoria de líquidos. Un 30% de las mujeres tienen algún síntoma antes de la menstruación.

Para todas ellas resultará de ayuda el hallazgo que han hecho científicos norteamericanos de que una dieta abundante en hierro puede proteger contra el síndrome premenstrual. Así, las mujeres que llevan una dieta rica en hierro tienen entre un 30 y un 40% menos de probabilidades de desarrollar este síndrome.

3.000 mujeres y 10 años de estudio

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la Universidad de Massachusetts Amherst y la Universidad de Harvard (EE UU) evaluaron la ingesta de minerales en aproximadamente 3.000 mujeres de un estudio de salud sobre enfermeras, que completaron tres cuestionarios de frecuencia de alimentos durante los diez años de la investigación.

Tras los diez años del estudio, 1.057 mujeres fueron diagnosticadas con el síndrome premenstrual y 1.968 se mantuvieron libres del síndrome. Ajustando por consumo de calcio y otros factores, los científicos compararon la ingesta de minerales anterior de las mujeres diagnosticadas con el síndrome premenstrual con la de las que tenían pocos síntomas menstruales o ninguno.

En los alimentos, el hierro se presenta bajo dos formas: el hierro hemo presente en alimentos de origen animal como vísceras, carnes, pescados y mariscos (almejas, ostras); y el hierro no hemo, que se encuentra en los alimentos vegetales como legumbres, frutos secos, verduras verdes o cereales.

Los investigadores, cuyo estudio publica la revista American Journal of Epidemiology, encontraron que las mujeres que consumían la mayor cantidad de hierro no hemo tenían un riesgo de 30 a 40% menor de desarrollar el síndrome premenstrual que las mujeres que consumían la menor cantidad de hierro no hemo.

También se observó que el alto consumo de zinc se asocia con un menor riesgo. Por el contrario, las mujeres que consumen la mayor cantidad de potasio tienen un mayor riesgo de ser diagnosticadas con el síndrome.

En suma, las mujeres en situación de riesgo de padecer síndrome premenstrual deben asegurarse de que están cumpliendo con la dosis diaria recomendada de hierro no hemínico y zinc.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento