Iñaki Urdangarin
Iñaki Urdangarin, a su llegada a los juzgados de Palma, el pasado mes de febrero. Esta imagen, la del yerno del jefe del Estado a punto de declarar antes un juez por un caso de corrupción, fue la que inició la cascada de problemas para la Casa del Rey. Ballesteros / EFE

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, ha accedido a la petición cursada por el sindicato Manos Limpias de cara a solicitar a la Agencia Tributaria que compruebe si el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, la infanta Cristina, el exvicepresidente del Instituto Nóos Diego Torres y su mujer, Ana María Tejeiro, se han acogido a la amnistía fiscal para regularizar fondos supuestamente evadidos u ocultos.  

Mediante una providencia dictada este martes, el magistrado ha acordado asimismo oficiar a Hacienda para que le comunique las cuentas corrientes, depósitos y activos financieros que puedan tener tanto Urdangarin como su exnúmero dos al frente de Nóos, y con los que puedan responder a la fianza de responsabilidad civil de 8,2 millones de euros decretada contra ambos por el juez, después de que no hicieran frente al pago de la misma.

Urdangarin y Torres no son "los únicos criminalmente responsables" En la misma resolución, el magistrado ha admitido a trámite los recursos interpuestos por Urdangarin y Torres contra la caución, de forma que será más adelante cuando el magistrado se pronuncie sobre los mismos.

En lo que a la petición de Manos Limpias se refiere, la entidad, personada como acusación popular en la causa, solicitaba como medio de prueba que la Agencia Trubutaria acredite si todos ellos, al amparo del Real Decreto Ley 12/2012 de 30 de marzo, se han beneficiado de la amnistía fiscal "como personas físicas" así como por mediación de alguna de sus sociedades.

Más en concreto, Manos Limpias, se refería a las empresas Nóos Consultoría Estratégica, Intuit Estrategy Innovation Lab, Shiriaimasu, Virtual Strategies, Aizoon -de la que Urdangarin es copropietario al 50% junto a su esposa-, De Goes Center For Stakeholder Management, Blossom Hills, Instituto Nóos y la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FCDIS).

Así las cosas, el sindicato busca conocer si tanto los anteriores imputados como la infanta habrían procedido regularizar la situación tributaria de capitales ocultos o evadidos, amparándose en la anterior normativa, que contempla esta posibilidad a cambio de pagar un gravamen especial, quedando así los contribuyentes exonerados de cualquier penalización o sanción.

En su auto de responsabilidad civil, el juez José Castro afirmaba que Urdangarin y Torres no son "los únicos criminalmente responsables" en el marco de estas pesquisas, al reprochar en este contexto el papel que desempeñaron las Administraciones públicas de Baleares y la Comunidad Valenciana y más en concreto de quienes gestionaban el dinero que acabó desviado.

En una resolución de 542 páginas, el magistrado llegaba a afirmar que se limitaba a imponer la caución a Urdangarin y Torres "por exigencia de congruencia" con las peticiones de la Fiscalía Anticorrupción y el sindicato Manos Limpias, al considerar que "deviene imposible imaginar una disposición de fondos públicos en la que no intervenga de una manera activa o pasiva quien tiene encomendada su gestión".

Su abogado lo niega

Por su parte, el abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha señalado que los Duques de Palma no se acogieron "en absoluto" a la a amnistía fiscal. Ante la posibilidad de que Torres aporte al juez y al fiscal un disco duro de ordenador con todos los correos electrónicos que tiene sobre el caso —según han publicado varios medios—, ha respondido con un irónico "vamos a ver".

Al preguntársele si Urdangarin podría haber facturado las nóminas de su servicio doméstico como gastos empresariales con el objetivo de reducir su propia tributación en la declaración del IRPF, se ha mostrado sorprendido pero no ha querido decir nada.