Corrala La Utopía de Sevilla
Una de las vecinas de La Utopía, preparando la comida PACO PUENTES

"Esto es durísimo, no se lo deseo ni a mi mayor enemigo". Lo dice Juan Gómez García, de 61 años, que jamás imaginó que a estas alturas de su vida "estaría buscando un techo" para sus hijos. Desde noviembre, vive con su mujer y sus dos hijas, de 27 y 16 años, en la Corrala La Ilusión (calle Lumbreras), junto a otras 17 familias. Su historia es la de otros muchos ciudadanos. Su esposa y él se embarcaron en un negocio que salió mal y, al tiempo, ya no pudieron seguir pagando la hipoteca de su piso.

"Tuve hasta suerte porque, después de un año peleando con todo el mundo, conseguí que el banco me concediera la dación en pago", explica Juan a 20 minutos. Lo siguiente fue un alquiler, pero cuando su mujer se quedó en paro "tampoco pudimos seguir pagándolo, así que buscamos ayuda en el 15-M y entramos en la corrala".

"A vivir sin agua y sin luz no te adaptas"En la provincia de Sevilla hay actualmente cerca de 150 familias como la de Juan, repartidas en nueve corralas, la mayor parte de ellas en la capital. La más antigua es la de La Utopía (glorieta de San Lázaro), donde viven 36 familias desde mayo de 2012. Elena Contreras, de 33 años, es una de sus inquilinas. "Somos como una gran familia y sabes que siempre habrá alguien con un plato de comida para ti", dice. Pero aún así, no es fácil "vivir sin luz ni agua, a eso no te adaptas".

Sus palabras coinciden con las de Juan. «Lo peor es tener que ir constantemente a la fuente a llenar las garrafas», relatan ambos. Y más difícil aún "pasar los meses de noviembre, diciembre y enero sin luz, con el frío que ha hecho", dice Juan. Si algo tienen en común estas familias es la esperanza. "Mis hijos no van a dormir en la calle, lo tengo claro.

2.300 desahucios en Sevilla

Y después de 40 años trabajando sin parar y cotizando, creo que me merezco algo mejor. Voy a seguir luchando", asegura Juan, muy tajante. Igual que Elena. "Creer que la lucha tiene sentido te da fuerzas y, pese a todo, el ánimo nunca decae". Además, "la gente mayor que hay aquí es la que más fuerza tiene y son un ejemplo para todos".

Además de estas dos corralas, en la capital se formaron en 2012 otras cuatro: Conde-Quintana, entre las calles Conde de Torrejón y Quintana (5 familias); La Alegría, en la calle Feria, que fue disuelta un mes después (5 familias); La Esperanza, en Mariano Benlliure (5 familias); y la Libertad, en la calle Evangelista (7 familias). En lo que llevamos de año, se han creado cuatro más en la provincia: corrala Liberación, en Alcalá de Guadaíra (25 familias); El Mirador, en Villanueva del Río y Minas (11 familias); La Dehesa, en Mairena del Alcor (30 familias); y Las Tinajas, en El Viso del Alcor (8 familias).

La Intercomisión de Vivienda del movimiento 15-M en Sevilla denuncia que en los últimos cinco años han sido desahuciadas cerca de 45.000 familias en Andalucía, algo más de 2.300 de ellas en la provincia de Sevilla. Según el último «y desfasado» censo de población y vivienda del Instituto Nacional de Estadística, de 2001, en la provincia hay casi 113.000 viviendas vacías; más de medio millón en Andalucía; y más de 3 millones en España.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.