Los conservadores se imponen en las urnas en Chipre y afrontan ahora el desafío del rescate

  • Nikos Anastasiadis dirigirá el país tras imponerse al actual presidente y candidato del partido comunista, Stavros Malás.
  • Pretende formar un Gobierno de "unidad nacional" y una se sus prioridades será la de firmar un acuerdo con la "troika" cuanto antes.
  • La participación en la segunda vuelta de los comicios fue del 81,58%.
El presidente chipriota, Nikos Anastasiadis.
El presidente chipriota, Nikos Anastasiadis.
European's People Party

El líder conservador Nikos Anastasiadis será el futuro presidente de Chipre, tras ser elegido hoy en la segunda vuelta electoral e imponerse frente a su rival Stavros Malás, el candidato del partido comunista AKEL, hasta ahora al frente del Estado y el Gobierno. Anastasiadis ganó con el 57,48 % frente al 42,52 % de Malás.

En su intervención ante la prensa, el presidente electo invitó a todas las fuerzas políticas a formar un Gobierno de "unidad nacional" y aseguró ante sus seguidores que una de sus prioridades es firmar un acuerdo con la "troika" "cuanto antes".

"Invito a todas las fuerzas políticas y a los ciudadanos a abrir, a través de un Gobierno de unidad nacional, un nuevo y prometedor camino, caracterizado por la unidad y la cohesión, y ante todo con fe en un futuro mejor para nuestro país", aseguró el futuro jefe de Estado y de Gobierno chipriota.

En un mensaje dirigido a Bruselas, prometió completar cuanto antes el memorándum sobre el rescate, aunque avisó de que este deberá "salvaguardar a los grupos vulnerables, la cohesión social y las relaciones laborales".

"En los grandes desafíos que afrontamos queremos que Europa esté de nuestro lado. Por nuestra parte seremos absolutamente responsables y cumpliremos con nuestros compromisos" insistió.

Felicitaciones al ganador

Nada más conocer su derrota, Malás salió a felicitar al ganador, al que prometió apoyar en "las políticas que vayan dirigidas al bien de la patria", porque, subrayó, "ahora urge la unidad de nuestro pueblo". Malás afirmó, no obstante, que su partido se opondrá a "toda acción que no vaya en este sentido".

Según el ministerio del Interior, la participación en esta segunda vuelta fue del 81,58 %, frente al 83,1 % de la primera ronda, y el 89,6 % en las presidenciales de 2008.

Anastasiadis asume la jefatura de Estado y de Gobierno en medio de una de las peores crisis económicas de la historia de la isla mediterránea y tendrá que negociar con la "troika" de acreedores internacionales un rescate valorado en unos 17.500 millones de euros.

Unos 10.000 millones de euros de la ayuda se destinarían al rescate del sector financiero de Chipre, que salió maltrecho de la quita griega, al estar muy expuesto a la deuda helena.

Comprometido por la credibilidad económica

El conservador Nikos Anastasiadis, que hoy salió elegido en la segunda ronda de las elecciones presidenciales de Chipre, asumirá la jefatura del Estado y del Gobierno comprometido a restituir la credibilidad económica de la isla mediterránea a la espera del rescate financiero de la troika.

Nacido el 27 de septiembre de 1946 en la ciudad costera de Limassol, Anastasiadis, casado y con dos hijos, estudió Derecho en las universidades de Atenas y Londres y desde 1972 ejerció como abogado.

Cosechó duras críticas internas por respaldar el plan para la unificación de ChipreDesde su juventud participó en la vida política de la isla y es uno de los miembros fundadores de la Unión Democrática (DISY), formación derechista creada en 1976 por el antiguo presidente de Chipre, Glafkos Clerides.

Durante muchos años, Anastasiadis ocupó el cargo de vicepresidente del DISY, hasta que en 1997 fue elegido presidente del partido, cargo que mantiene hasta hoy.

En 2004, Anastasiadis cosechó duras críticas internas por respaldar el plan para la reunificación de Chipre, auspiciado por el entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, un proyecto que rechazaba el 67 % de los miembros de su partido, y posteriormente el 76 % de la población en el referéndum que se celebró sobre esta cuestión.

A pesar de la crisis que estalló en el DISY a raíz del referéndum, Anastasiadis logró en breve tiempo cohesionar al partido, hasta el punto de que desde entonces es considerado, también por sus opositores, como una "fuerte personalidad" y un "líder que cumple su palabra".

Su campaña electoral se ha centrado en "pasar página" al gobierno del hasta ahora presidente, el comunista Dimitris Christofias, al que ha acusado de haber llevado el país al borde la quiebra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento