El Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella (Málaga), en funciones de guardia, ha decretado este viernes libertad provisional para el considerado el preso común más antiguo de España, Miguel Montes Neiro, detenido el pasado miércoles por su presunta relación con el robo de joyas ocurrido en 2012 en un centro comercial de Puerto Banús, en Marbella.

Según han informado fuentes judiciales a Europa Press, se le imputa inicialmente un delito de receptación y deberá comparecer en el juzgado los días 1 y 15 de cada mes. Además, otras tres personas han quedado también en libertad, imputados por el mismo delito. Dos de ellas deberán comparecer los mismos días y una tercera, una mujer, sólo cuando sea requerida.

Asimismo, según han apuntado las mismas fuentes, para otros cuatro detenidos en esta operación, entre los que estaría un vigilante del centro comercial, el juez ha decretado prisión y se les imputa los delitos de robo violento e intimidación, detenciones ilegales y tenencia ilícita de armas. Así, han sido ocho las personas que han comparecido ante el juez por este caso, que está declarado secreto.

El atraco tuvo lugar en noviembre de 2012 y en el se sustrajeron joyas valoradas en unos cuatro millones de euros, tras reducir los presuntos autores a los vigilantes. Montes Neiro ha sido trasladado a los juzgados marbellíes sobre las 13.35 horas y al entrar ha dicho: "soy inocente y me están maltratando", según ha indicado su hermana, Encarnación Montes.

Montes neiro

A la salida, Montes Neiro ha dicho que es "inocente totalmente" y ha explicado a los periodistas que "cuando a los sacerdotes alguien les comunican algo, no les meten preso a esos sacerdotes". Al respecto, ha apuntado que con esto "no quiero decir que yo supiera lo del robo, pero si algún amigo viene a pedirme ayuda, jamás se la voy a negar, sea la ayuda que sea, y en este caso me han pedido ayuda".

No obstante, ha asegurado que "nunca me he lucrado del robo ni quiero saber nada del robo", apuntando que "pueden ustedes tener la certeza de que no voy a delinquir jamás". Visiblemente emocionado, ha asegurado que esta noche "pensaré, meditaré y abrazaré a mi familia" y ha relatado la detención, en la que resultó lesionado, indicando que "empezaron a romper la puerta de enfrente de mi casa, no la mía".

Por su parte, su abogado, que se ha referido a Montes Neiro como su amigo y no como su cliente, ha señalado que "nada más hemos dado la primera sacudida y seguiremos dando sacudidas", apuntando que cree y confía en Miguel. Esta mañana, el letrado ha asegurado que "los cargos comenzarán a caerse y el grado de participación comenzará a caerse, hasta que al final lleguemos a nada".

Consulta aquí más noticias de Málaga.