La Consellería de Medio Rural e do Mar considera que la ley de cadena alimentaria "va por el buen camino" pero estudia la norma "con detalle por si fuera necesario tener que solicitar alguna modificación en su trámite parlamentario".

El secretario xeral de Medio Rural e Montes, Tomás Fernández-Couto, se reunió este viernes con los sindicatos agrarios, que exigen que la ley incorpore sanciones a la venta de leche por debajo de los costes de producción y advierten a la Xunta de que, de no ser así, se materializaría "un incumplimiento claro" por parte del Gobierno, que pactó un texto de alegaciones con las organizaciones que lleva la firma del propio presidente gallego.

En un comunicado, la consellería destaca que en el encuentro "se acordó establecer una metodología con base técnico-científica que permita reconocer en cada momento los costes de producción mínima". "Unos costes variables que estarán fijados en una base clara y rigurosa y que serán evaluados de manera continua", resalta. "Para tal fin, se estudiarán los costes teniendo en cuenta explotaciones eficientes y bien planteadas", agrega.

Indica, asimismo, que Fernández-Couto reiteró "el compromiso del departamento de Rosa Quintana de seguir trabajando con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en la búsqueda de una norma definitiva que redunde en beneficio del sector lácteo".

Y, acerca de la ley de cadena alimentaria, en concreto, subraya que el proyecto "avanza en la dirección correcta" y que las medidas desarrolladas por el ministerio "suponen un gran avance para los sectores agroalimentarios en general y el lácteo en particular".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.