Montes Neiro
Miguel Montes Neiro, que fue hasta su indulto el preso común más antiguo de España, en el momento de su traslado, este viernes 22 de febrero de 2013, a los juzgados de Marbella (Málaga). Jorge Zapata / Efe

Miguel Montes Neiro, el preso común más más antiguo de España hasta su indulto el pasado año, habría tenido un papel indirecto en el robo de joyas, por valor de 4 millones de euros, en un centro comercial de Marbella, según fuentes cercanas a la investigación.

Junto a él, otros seis detenidos ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción marbellí que lleva el caso Junto a Montes Neiro, la policía detuvo a otras diez personas, una de las cuales sería un vigilante de seguridad de una subcontrata que trabajaba para el centro comercial de Puerto Banús, donde se produjo el robo. El hombre habría abierto la puerta a los ladrones para que se hiciesen con el cuantioso botín, en gran parte recuperado.

Siete de los once detenidos, entre ellos Montes Neiro, ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella y la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, explicará este sábado los detalles de la operación en la que se detuvo a Montes Neiro, de 62 años, nueve meses después de que saliera de la prisión granadina de Albolote, tras ser indultado por el Gobierno de una condena de 13 años por robo con violencia e intimidación y detención ilegal.

Respecto al robo en el centro comercial, se produjo el 18 de noviembre de 2012, cuando tres individuos se hicieron pasar por operarios de mantenimiento para acceder al centro comercial, cerrado al público, donde redujeron y ataron a tres vigilantes de seguridad y a otros tres operarios que trabajaban en el establecimiento, para sustraer las joyas y darse a la fuga en el coche de una de sus víctimas, que se encontraba aparcado en una puerta de servicio.