Tras dos días de negociaciones en Madrid, según informa el Ministerio en un comunicado, se ha avanzado "sustancialmente" en este plan, acordándose el reparto de cuota para arrastre de fondo, cerco, artes, artes menores y otras artes fijos, y para cada pesquería (anchoa, bacaladilla, caballa, cigala, gallo, jurel, merluza y rape).

Este reparto, que refleja un mejor equilibrio entre los operadores, se verá reflejado en una nueva orden ministerial para este caladero, que se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El acuerdo alcanzado permite el inicio de la campaña de caballa, para la modalidad de arrastre, a partir de este lunes, con unos topes de desembarque de 7.500 kilos por buque y día.

Por su parte, la flota de bajura ha visto incrementadas sus cuotas de caballa, jurel, merluza y rape principalmente, por ser las especies de las que más depende este segmento, que incorpora numerosos trabajadores y la porción más artesanal de nuestros buques pesqueros.

Para las modalidades de cerco y de otros artes distintos se acordó la reapertura de la pesquería de la caballa para el miércoles, con la fijación de unos topes de desembarque de 6.000 kilos por buque y día para los buques de cerco y de un máximo de 2.000 kilos por buque y día para buques de otras modalidades.

Tras alcanzar estos acuerdos, el secretario general de pesca destacó "la buena disposición de la flota" y valoró la importante mejora que para el arrastre supondrá la aplicación de cuotas individuales transferibles, "incluso con carácter definitivo, lo que dará a la actividad de esta flota una nueva dimensión empresarial".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.