Con motivo del 25 aniversario de su creación, la Fundación Picasso-Museo Casa Natal de Málaga ha rendido homenaje este viernes a los directores que han guiado esta institución a lo largo de este tiempo, consiguiendo convertirla en un referente cultural.

En el homenaje, presidido por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha descubierto una placa conmemorativa y se ha entregado un recuerdo a los cuatro directores de esta fundación, antecesores del actual responsable, José María Luna.

Así, por el salón de actos de la casa natal de Picasso han intervenido los cinco máximos dirigentes con los que ha contado la fundación: José María Luna, actual director desde 2011; Lourdes Moreno, responsable entre 2006 y 2011; Mariluz Reguero, de 2003 a 2006; Pedro Pizarro, entre 1999 y 2003, y, por último, su fundador, Eugenio Chicano.

El actual director ha hecho hincapié en el trabajo realizado en estos 25 años, en los que esta fundación "ha velado por recuperar no sólo la casa natal, sino también la relación de Picasso con sus paisanos".

Ha destacado la labor realizada por el equipo humano en estos años, que "han hecho posible que cientos de miles de malagueños conozcan mejor a su más universal paisano y también que otros muchos cientos de miles de no malagueños se hayan acercado a Málaga y hayan reconocido en esta ciudad la cuna de este artista universal".

Por su parte, Lourdes Moreno, actual directora artística del Museo Carmen Thyssen de Málaga, ha recordado su trabajo en la Fundación Picasso, que no se limitó a ser su máxima dirigente y que se extendió durante 22 años, un tiempo durante el que "llevamos el nombre de Picasso y de Málaga por diferentes ciudades del mundo", contribuyendo a ello el aumento de la colección.

"Se ha contribuido a que el nombre de Picasso sea más cercano entre los ciudadanos y también más cercano el nombre de Málaga en el mundo", ha manifestado. De igual modo, ha señalado de esta época el aumento de la plantilla y del horario de la biblioteca.

Mariluz Reguero ha dicho sentir esta casa "como mi casa", en la que ha vivido historias en una doble etapa: primero, como esposa de Eugenio Chicano, impulsor de este proyecto, y, segundo, como directora. Además, como elementos positivos de esta institución ha mencionado su personal y sobre todo "la ausencia de injerencia política". Asimismo, ha valorado que la Casa Natal supiera resistir a la apertura del Museo Picasso Málaga (MPM).

Pedro Pizarro, por su parte, se ha mostrado orgulloso de haber conseguido el reto de dar a conocer la fundación fuera de la ciudad de Málaga, con exposiciones itinerantes.

Finalmente, Eugenio Chicano ha reconocido que su experiencia con esta fundación ha sido "de ida y vuelta", aportándole él a ella y viceversa. "Conseguimos hacer un buen trabajo y desde un primer momento tratamos de ser modélicos porque la familia nos vigilaba", ha comentado, añadiendo que "el gran triunfo" fue "cuando Christine Ruiz-Picasso apareció una tarde con 11 libros en el coche".

También ha recordado "la gran exposición" 'Picasso clásico', que "puso a Picasso en su sitio en la ciudad" y es que, como ha reconocido, "quitarle la leyenda negra que traía en su recorrido fue muy complicado". "Ahora es muy natural que la gente lo ame, lo admita, lo aplauda y lo reconozca como el gran pintor del siglo XX, pero eso costó mucho", ha indicado, al tiempo que ha abogado por "seguir como estamos, trabajando con el mismo entusiasmo".

El alcalde de Málaga ha afirmado que "nadie hubiera entendido" no crear la Fundación Picasso-Museo Casa Natal; "hubiera sido un suspenso en historia, autoestima y cultura". "Málaga es la ciudad natal de Picasso, algo que mucha gente no sabía, ya que pensaba que era francés o de Barcelona", ha advertido.

Ha recordado que el objetivo es seguir creciendo y en ello jugará un papel importante el edificio de los antiguos cines Astoria-Victoria, en la misma plaza de la Merced, donde podrá haber "un espacio expositivo que complemente o que sustituya con amplitud". "Larga vida a esta Casa Natal, que será siempre única en el mundo", ha aseverado.

Fundación picasso

La Fundación Picasso fue creada por acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Málaga el 26 de febrero de 1988, bajo el mandato del alcalde socialista Pedro Aparicio, que no ha podido asistir al acto de este viernes. Su puesta en marcha tenía como objetivo estudiar y promover la obra y la figura del artista.

Desde su creación, la institución ha desarrollado sus fines en varias líneas de trabajo: la puesta en valor de su importancia turístico-cultural como Museo Casa Natal, el incremento y conservación de sus colecciones de arte, la organización de exposiciones y actividades diversas —conferencias, acciones didácticas, etcétera—, la publicación de catálogos y monografías y el mantenimiento de un centro de documentación especializado en el artista y el arte moderno.

Su sede se ubica en el número 15 de la plaza de la Merced, un espacio declarado Monumento Histórico-Artístico de Interés Nacional el 25 de marzo de 1983. El 20 de febrero de 1991 el Ministerio de Cultura integró a la fundación en el Sistema Español de Museos.

Emplazada primitivamente en la primera planta del edificio, las instalaciones de la fundación pudieron ampliarse hasta ocupar el resto del inmueble, tras la rehabilitación del mismo y su reinauguración por los reyes de España el 22 de junio de 1998. Asimismo, desde 2005, la institución cuenta con otra sala de exposiciones en el número 13 de la plaza de la Merced.

Durante su existencia, este organismo cultural ha conseguido reunir una colección de obras de arte compuesta por más de 4.000 piezas de más de 200 artistas diferentes, contabilizando 127.000 visitantes al año.

Consulta aquí más noticias de Málaga.