El Sindicato de Enfermería de Euskadi, Satse, ha reclamado al nuevo Gobierno vasco la apertura "inmediata" de la Mesa Sectorial de Sanidad, después de que éste anunciara en la Mesa General de Función Pública que "aplicará en Euskadi los recortes impuestos por el Gobierno Estatal. Esto es, un aumento de la jornada laboral y la desaparición de los días de antigüedad en el sector público".

En un comunicado, Satse ha denunciado que esta decisión penalizará a un sector como la sanidad pública vasca, donde el 65 por ciento del personal trabaja a turnos y con pacientes, lo que implica una intensa actividad física, mental y emocional en todos los turnos.

Además, ha advertido de que la aplicación de este aumento de la jornada supondría enviar al desempleo a entre 3.000 y 5.000 profesionales no fijos, en su inmensa mayoría personas jóvenes, para las que el Ejecutivo "ya ha advertido que no tiene en mente convocar ninguna Ofertas de Empleo Público en mucho tiempo".

A su juicio, las nuevas medidas implican también el "repago" de la crisis por parte del personal más antiguo, ya que este personal pierde unos días generados por tener más de 18 años de antigüedad. Concretamente, dos días con una antigüedad de 18 años y hasta cinco si se tienen 30 años de antigüedad.

Para Satse, la gravedad de los problemas que en estos momentos tiene Osakidetza exige una convocatoria "urgente" de la mesa de negociación de sanidad. "Ésta tiene que ser convocada antes de la aprobación de los presupuestos de 2013, para evitar que la negociación colectiva se convierta en pura ficción", ha instado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.