La sociedad Parque Isla Mágica S.A. (Pimsa), gestora del parque temático de Sevilla, ha celebrado este viernes una reunión de su junta general de accionistas dentro de los trámites relativos a la adquisición del paquete mayoritario de acciones por parte de la firma francesa 'Looping Group', que por cierto ha anunciado un "proceso de despido colectivo" sobre la plantilla. En concreto, la junta general de accionistas ha consumado varias modificaciones estatutarias de cara al consejo de administración programado para el lunes, cuando 'Caixabank' dará cuenta oficialmente de la venta de su paquete de acciones a 'Loopin Group' para que el resto de accionistas decida cómo obrar con sus propias acciones.

Las modificaciones estatutarias, según han informado a Europa Press fuentes de Isla Mágica, han supuesto la supresión de la obligación que mediaba para que la adquisición de acciones estuviese precedida de la presentación de un aval bancario que garantizase el pago del precio de las acciones en cuestión. Y es que, según el informe técnico que acompaña a esta modificación estatutaria, recogido por Europa Press, "dicho requerimiento resulta gravoso y añade una complejidad innecesaria al proceso de transmisión de acciones". Igualmente, habría sido modificado el articulado que regulaba los periodos mínimos para la formalización de cambios en el accionariado de la empresa.

El próximo lunes, de cualquier modo, Isla Mágica prevé celebrar un consejo de administración en el que 'Caixabank' dará cuenta oficialmente de la venta de su paquete de acciones, que constituye el 82,78 por ciento del capital social de la empresa, a la firma francesa 'Looping Group'. Entonces, el resto de accionistas habrá de resolver el destino del resto de las acciones.

Nueva reunión para el ajuste de plantilla

Además, el jueves de la semana pasada, el equipo técnico de 'Looping Group' celebró una nueva reunión con la dirección de Isla Mágica y el comité de empresa a fin de debatir el "proceso de despido colectivo" anunciado por el nuevo accionista mayoritario del parque temático. Ana Pérez Luna (UGT), presidenta del comité de empresa, ha manifestado a Europa Press que, no obstante, esta segunda reunión ha girado en torno a los mismos términos que la primera y "no hay sobre la mesa ninguna propuesta" concreta respecto al ajuste de plantilla.

Pérez Luna, en ese sentido, ha vuelto a defender que debe recaer sobre la cúpula directiva de Isla Mágica el mayor peso del nuevo sacrificio que afronta el parque temático. Entretanto, y según manifiesta Pérez Luna, la consultora 'Deloitte' sigue elaborando el procedimiento de "despido colectivo" que prepara 'Looping Group'.

El comité habla de un ere

Pérez Luna, así, habla directamente de un "expediente de regulación de empleo" (ERE) en toda regla y avisa de los problemas de interlocución derivados del papel que juega 'Caixabank', aún accionista mayoritario al conservar su representación en el consejo de administración. A tal efecto, ha reclamado "una interlocución clara" para afrontar este procedimiento. La empresa, de su lado, manifiesta que la idea es promover "una reestructuración lo menos traumática posible", basada en prejubilaciones y salidas "voluntarias", defendiendo que la plantilla está actualmente "sobredimensionada" como consecuencia de la caída de las visitas y la reducción del periodo de apertura.

Como se recordará, el mismo día que la directiva y el comité de empresa de Isla Mágica esperaban comenzar la negociación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), se hizo público que 'Caixabank', principal accionista de Pimsa con el 82,78 por ciento del capital social tras haber absorbido a 'Banca Cívica', había alcanzado un acuerdo con la firma francesa 'Looping Group' para traspasar su paquete de acciones.

Llegan los franceses

Después de aquello, Pimsa celebró un consejo de administración de carácter extraordinario en el que un representante de 'Caixabank' daba cuenta de la operación acordada con 'Looping Group', que explota varios parques temáticos y de atracciones en diversos países de Europa y que está bajo el control de la firma de inversión estadounidense 'HIG'. Laurent Bruloy, presidente de 'Looping Group', visitó esos mismos días las instalaciones para conocer 'in situ' el parque temático.

Recordemos que en Pimsa participan 'Caixabank' con un 82,78 por ciento del capital social al haber engullido a 'Banca Cívica', 'Unicaja' con un 6,97 por ciento, 'Ogden International Europe' (2,8 por ciento), 'Aldeasa' (1,77por ciento), el Ayuntamiento de Sevilla con un 1,73 por ciento, Acciona (1,35 por ciento), la sociedad de la Diputación provincial Prodetur (1,41 por ciento), Caja España (0,75 por ciento), la Gerencia Municipal de Urbanismo con un 0,25 por ciento y la Corporación Industrial Financiera Banesto (0,19 por ciento).

La situación de isla mágica

También sobre Isla Mágica, cuyo impacto en la economía local es indudable pese a que haya sido sostenida por las inyecciones financieras de las cajas de ahorro, cabe señalar que afronta un escenario de contracción general de las economías domésticas además de la propia crisis del sector de los parques temáticos y de ocio. Pimsa, de hecho, cerró el ejercicio 2011 con pérdidas valoradas en 3,2 millones de euros.

Igualmente, según el contrato de explotación correspondiente al área de ocio temático de la isla de la Cartuja, promovido por la Administración andaluza y adjudicado en 2008, Isla Mágica afronta un canon de 226.973 euros entre el primer y el séptimo año de este contrato de 50 años de duración. El canon, no obstante, se eleva a 983.061 euros a partir del octavo año en función de los derechos adquiridos por Isla Mágica para el aprovechamiento urbanístico de 45.407 metros cuadrados asociados al recinto del parque.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.