El Comité de Trabajadores del Ayuntamiento de Vitoria ha denunciado en el juzgado de guardia que el Gobierno municipal del 'popular' Javier Maroto ha adoptado medidas "ilegales", que vulneran el derecho a la huelga de los oficiales de control, al pasar las funciones de los huelguistas a otros trabajadores, y han criticado que se hayan abierto los Centros Cívicos de la ciudad con "refuerzos" de la Policía municipal.

En un comunicado, los trabajadores han informado de que desde el gobierno del PP se ha cursado una orden a los coordinadores de los Centros Cívicos para sustituir las funciones de los oficiales de control en huelga y para abrir los centros con "refuerzos" de la policía municipal.

Para el Comité, se trata de una "clara vulneración del derecho a huelga y un intento de esconder el éxito de la misma", ya que es "ilegal" esta orden porque "la legislación deja clara la prohibición de sustitución a trabajadores en huelga, referida también a los que perteneciendo a su plantilla no desempeñen habitualmente las tareas propias de los huelguistas".

Asimismo, han defendido que utilizar los refuerzos de la Policía municipal para impedir que se cierren los centros, "además de ser una medida represora que recuerda a tiempos pasados, supone dejar a la ciudad sin una protección bastante más necesaria que impedir a los huelguistas ejercer su derecho".

Por otro lado, han recordado que abrir los Centros Cívicos de la ciudad sin la plantilla de oficiales de control "supone un riesgo añadido para el usuario, ya que son los conocedores del funcionamiento de las instalaciones y, ante cualquier incidencia, son los encargados de activar el plan de emergencia".

Por todo ello, han emplazado al equipo de Gobierno de Maroto a que "en lugar de reprimir las peticiones legítimas de la plantilla, se siente a negociar para buscar una solución".

Consulta aquí más noticias de Álava.