El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, mantendrá una reunión la próxima semana con responsables de la multinacional norteamericana General Dynamics para tratar de evitar el cierre de la fábrica de armas de A Coruña, que afectaría a 180 trabajadores.

Tras hora y media de encuentro en el despacho de Conde, en el complejo administrativo de la Xunta en San Caetano, el presidente del comité de empresa de Santa Bárbara, Roberto Teixido, ha destacado el "marco de contactos políticos" que se abre así para intentar "revertir" la decisión de la empresa, que ha planteado un ERE para todas sus plantas en España.

En declaraciones a los medios, Teixido ha calificado de "muy positiva" la entrevista con el conselleiro, en la que también ha participado el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira. Por su parte, fuentes de la Alcaldía han subrayado a los periodistas que el objetivo es crear "un frente común" entre las Administraciones autonómica, local y los trabajadores.

La consellería, a través de un comunicado, ha incidido en este trabajo "conjunto" y en el desarrollo de una comunicación "fluida entre todos" para buscar una solución "conjunta".

El apoyo por parte del Gobierno gallego se suma al del Ayuntamiento herculino, al del Parlamento de Galicia —que aprobó una declaración institucional el martes pidiendo un "plan de viabilidad"— y la que ha aprobado este mismo viernes la Diputación coruñesa, en contra del cierre de la fábrica.

"total implicación"

Francisco Conde mostró "total implicación y apoyo" a la plantilla de Santa Bárbara y ofreció "hacer todo lo que sea posible" y poner a su disposición "las posibles herramientas que sean necesarias para dotar de viabilidad" el futuro de la fábrica, según apunta Economía e Industria.

El titular del departamento autonómico abogó durante la reunión "por impulsar soluciones que permitan mantener la actividad".

A este respecto, el presidente del comité de empresa ha apostado por "seguir explorando alternativas" que pasan por la "diversificación de la capacidad productiva" y, sobre todo, por que la planta de A Coruña se considere, dentro del ERE previsto, "como cualquier otra del grupo".

"dispuestos a hablar de ajuste"

"Que no se nos discrimine, que no se nos castigue", ha reclamado Roberto Teixido, si bien asume que "el ajuste" en la firma estadounidense es "impepinable". "Estamos dispuestos a hablar de ajuste, pero nunca de cierre", ha enfatizado.

El portavoz de los trabajadores ha advertido, en este sentido, de que "si cierra, hay una serie de actividades industriales que no se van a recuperar en la vida", al igual que los contactos con clientes y proveedores.

Y, preguntado por una posible reorientación de la actividad de la fábrica de armas, ha dicho que "las alternativas industriales están muy definidas" y son aquellas con que la empresa "ganaría dinero". Así, ha señalado estudios que apuntan al sector aeronáutico como rentable en Galicia debido a cuestiones de precio "y a nivel logístico".

MOVILIZACIONES

Al terminar la reunión con Conde, los trabajadores celebraron una asamblea en la que fijaron un calendario de movilizaciones que pretende ser complementario a las negociaciones políticas. Así, acordaron un encierro de 48 horas la semana que viene y una huelga también de 48 horas para la primera semana de marzo.

Las primeras protestas, un encierro de 48 horas en la fábrica, se desarrollarán el martes y miércoles de la semana que viene, coincidiendo con sendas reuniones previstas en Madrid con los alcaldes de los ayuntamientos afectados —en la sede de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el martes— y con la dirección de General Dynamics —el miércoles—.

Los trabajadores también han convocado un paro de 48 horas para los días 6 y 7 de marzo y estudian desplazarse a Madrid el primer día de ellos, el martes, para manifestarse con el conjunto de la plantilla.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.