La UE ha reimpuesto las medidas 'antidumping' (contra la fijación de precios predatorios) a la importación de mandarinas en conserva originarias de China que habían sido anuladas por el Tribunal General comunitario en marzo del pasado año.

Según ha informado el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a raíz de la sentencia del Tribunal se habían reembolsado los derechos 'antidumping' recaudados hasta entonces. Esto hizo que la Secretaría de Estado de Comercio española solicitase a la Comisión Europea que iniciase una "rápida" reapertura parcial de la investigación "con el fin de reimponer los derechos 'antidumping' en el menor tiempo posible".

Así, la reapertura del caso se inició en junio de 2012 y, "tras subsanar el error destacado por el Tribunal", la investigación ha determinado que se dan las condiciones necesarias para reimponer dichas medidas en el mismo nivel establecido originalmente.

De esta manera, a partir del 23 de febrero las importaciones chinas de mandarinas en conserva tendrán que volver a pagar un derecho arancelario adicional que oscila entre los 361,4 euros y los 531,2 euros por tonelada.

El Ministerio ha resaltado que estas medidas son de "especial relevancia" para España, ya que es, junto con China, el principal productor de conservas de mandarina del mundo. La producción de la UE está localizada exclusivamente en Valencia y Murcia.

Asimismo, el Gobierno ha subrayado que también son de "gran interés" para los agricultores españoles, "pues el mantenimiento de la industria conservera en estas regiones les permite dar salida a una importante parte de su producción de mandarinas". Además, ha asegurado que les dará las condiciones para competir de forma leal con los productos chinos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.