El consejero Empleo y Asuntos Sociales, Juan Mari Aburto, ha asegurado que las prestaciones para cuidados a ancianos en el entorno familiar, "en estos tiempos de crisis, están sirviendo más como soporte a las necesidades básicas de la familia" que "para atender a las personas mayores". Aunque no ha entrado a "cuantificar" estas supuestas conductas, ha afirmado que hay que estar "vigilante" ante este "maltrato económico y trato no digno".

Aburto ha planteado esta cuestión durante el pleno de control celebrado este viernes en el Parlamento vasco, en respuesta a una pregunta del PP sobre la atención que se presta al colectivo de ancianos.

El consejero, en relación a las ayudas por el cuidado de familiares mayores, ha manifestado que no sabe "por qué por cuidar a mi aita o a mi ama me tienen que pagar, cuando entiendo que debe ser una obligación que tiene que ver con la corresponsabilidad".

Según ha afirmado, y aunque ha rechazado "cuantifificar" la dimensión de estas conductas, "las prestaciones para cuidados en el entorno familiar en estos tiempos de crisis están sirviendo más que para atender a las personas mayores, para servir de soporte a las necesidades básicas de la familia".

"No voy a juzgar ese hecho, pero sí quisiera ponerlo encima de la mesa, por eso hay que estar vigilantes ante esa situación, que sin ser seguramente directamente de maltrato, sí podría ser calificada como de maltrato económico y seguramente como de trato no digno", ha añadido. De esa forma, ha querido "poner en valor esas iniciativas de las diputaciones forales, de algunas de ellas, para entrar en esos domicilios y ver cómo se está utilizando esa prestación económica que está costando muchos millones de euros".

TELÉFONO

Por otra parte, ha explicado que el servicio de atención telefónica gratuita puesto en marcha por el anterior Gobierno vasco para ancianos víctimas de malos tratos apenas ha recibido "unas pocas docenas de llamadas" y que "bastantes" de ellas no eran para denunciar posibles malos tratos, sino que respondían a dudas sobre servicios y prestaciones para este colectivo.

Aburto ha afirmado que se "evaluará" el resultado del teléfono, aunque ha anunciado que el Gobierno "no va a continuar" con este programa porque "no da el servicio" para el que se creó. De esa forma, ha desvinculado esta decisión de posibles motivos "presupuestarios"

Según ha informado, el Gobierno combatirá el problema del maltrato de mayores en el ámbito familiar a través de la continuación de los programas 'Etxean Ondo' y 'Acompaña'. También tratará de definir una guía de actuación para estos casos y de impulsar la teleasistencia.

Consulta aquí más noticias de Álava.