El exconcejal del PP en el Ayuntamiento de Camas (Sevilla) Antonio Enrique Fraile, condenado a 14 meses de cárcel y al pago de una multa de 15.000 euros por el presunto intento de soborno a la edil Carmen Lobo para que votara a favor de determinados puntos en el pleno municipal, ha tachado el caso de "esperpento" y lo ha comparado con una película "llena de cortes y manipulaciones".

En una carta remitida a los medios, Fraile asegura que pese a la condena se encuentra "con la cabeza muy alta, con mis manos muy limpias y mi conciencia muy tranquila", por lo que ha mostrado su intención de "seguir luchando" contra una "verdadera injusticia", añadiendo que "después de más de siete años intensos, guionistas especialistas y organizadores de montajes en esta materia, con NODO gratuito por influencias, difícilmente iban a fracasar en su intento", lo que "hubiese sido todo un fracaso, a nivel político, policial y judicial".

Sin precisar contra quién o quiénes van dirigidas sus acusaciones, el exconcejal del PP asevera que "la película estaba totalmente terminada, sus principales actores mostraban satisfacción y no dudaban de su éxito, y sólo les faltaba el estreno en el Teatro Mayor", tras lo que "comenzó la función, con gran afluencia de público venidos desde el pueblo de Camas y numerosos periodistas, como si se tratara del 11-M".

El condenado se refiere a las "nueve mujeres sin piedad" que conformaron finalmente el jurado popular, las cuales, "sin conocimiento en materia judicial, se enfrentaban a la gran pantalla para valorar y dictaminar la calidad y el perfeccionamiento del 'largometraje'", en el que "se sucedieron distintos cortes y acontecimientos que son perfectamente subsanados por el perfecto director del evento", en clara referencia al magistrado presidente del juicio con jurado.

Añade que "más de uno y de dos asistentes al espectáculo nos quedamos sorprendidos por los continuos cortes y manipulaciones e inducciones que se producen en la realización para que el final del film terminara tal y como se había escrito y rodado desde un principio", subrayando que "ha salido todo como desde un principio estaba pensado y escrito, a excepción de algún imprevisto que hizo retrasar la función varios días, pero que el señor director solucionó con gran autoridad, desparpajo y a su manera".

A su juicio, "esta historia basada en la realidad se diferencia poco de la película 'Los chicos de Scottsboro', basada en hechos reales sucedidos en Alabama en 1931, magnificadas por un juicio mediático paralelo tintado de un manifiesto racismo y que destapa las irregularidades durante un proceso judicial".

Fraile da la "enhorabuena a los organizadores de este triste y penoso montaje", criticando que "una vez más el Estado de Derecho escrito con renglones muy, pero que muy torcidos, ha triunfado". "Jesús cometió el pecado de ser llamado 'hijo de Dios', nosotros el de arrebatarle al PSOE el gobierno de Camas", concluye el condenado.

En este caso, y además de Fraile, fueron condenados el exalcalde de Camas Agustín Pavón (IULV-CA); el exedil del PA José del Castillo y el empresario Eusebio Gaviño.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.