El Ministerio de Fomento, a través del Consejo de Administración de Adif, ha licitado el contrato para la implantación del ancho estándar europeo (1.435 mm) y del tercer carril entre Sagunto (Valencia) y Castellón de la Plana. El importe de licitación de las obras para la implantación del ancho estándar asciende a 34,3 millones de euros, cantidad a la que se añaden 28,9 millones de euros de los suministros necesarios para llevar a cabo los trabajos, como traviesas, carriles y otros elementos de infraestructura, hasta completar una inversión total estimada de 63,3 millones de euros, según ha indicado el ministerio en un comunicado.

La licitación de esta actuación, anunciada por la ministra de Fomento, Ana Pastor, en su visita a Valencia el pasado 11 de febrero, refrenda el apoyo del Gobierno al desarrollo del Corredor Mediterráneo como "eje dinamizador" del transporte de mercancías y de viajeros, y como una infraestructura "fundamental" para la economía española.

Esta licitación se suma a las aprobadas por Adif en su Consejo de Administración de enero pasado para el tramo comprendido entre Castellbisbal (Barcelona) y Tarragona, de 97 kilómetros de longitud, por importe global de 236 millones de euros. Asimismo, complementa las dos licitaciones que Adif realizó en octubre y noviembre de 2012 para la adecuación del tramo Moncófar-Castellón al Corredor Mediterráneo.

El proyecto de implantación del ancho UIC en el Corredor Ferroviario Mediterráneo entre Castellbisbal y Murcia/Cartagena hará posible que Valencia y Castellón estén conectadas por trenes de viajeros de alta velocidad, y de mercancías de 750 metros de longitud, entre sí mismas y con la frontera francesa.

En el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI) del Ministerio de Fomento, la implantación del ancho estándar europeo en esta infraestructura es "prioritaria", con el "claro objetivo de potenciar el transporte de mercancías" por ferrocarril. Esta actuación podrá ser cofinanciada por las Ayudas RTE-T (Redes Transeuropeas de Transporte).

ACTUACIONES

Los trabajos licitados en el tramo Sagunto-Castellón, de 41,4 kilómetros de longitud, contemplan la adaptación de la vía 1 (lado montaña) al ancho estándar europeo, y de la vía 2 (lado mar) al ancho mixto mediante la implantación del denominado tercer carril. De este modo, ambas vías serán aptas para circular en ancho europeo y una de ellas, en convencional.

Por un lado, se sustituirá el carril en la vía 1, que tiene instaladas traviesas polivalentes, y en la vía 2 se colocarán traviesas mixtas, aptas para tres carriles. En la mayoría de los trabajos se reutilizará el balasto existente, que sólo se renovará en casos puntuales y durante las operaciones de cambio de traviesas.

Por otra parte, se modernizarán los aparatos de vía y los desvíos (cambios de aguja), con tecnología adaptada al funcionamiento del tercer carril para permitir la circulación en ancho mixto (convencional y europeo).

Además, se ejecutarán trabajos de plataforma en aquellos puntos en los que se determine por necesidades técnicas o en otros nuevos, como el caso del Ramal al Puerto de Sagunto. También se realizarán actuaciones en los andenes en la posición del carril compartido por ambos anchos.

Por su parte, se adecuará el sistema de electrificación a la implantación del ancho mixto, manteniendo la tensión actual a 3.000 V. Para ello, se realizarán ajustes y modificaciones en el hilo de contacto de la catenaria y sus elementos asociados.

Consulta aquí más noticias de Valencia.