La directora xeral de Familia e Inclusión, Amparo González, ha asegurado este viernes que la Xunta está ultimando un proyecto de Ley de inclusión social encaminado a evitar que la pobreza "cronifique".

Como ha explicado en comisión parlamentaria, en respuesta a una pregunta de la diputada del BNG Carme Adán, esta norma "transformará" la actual renta de integración social (Risga) e incluirá "incentivos y estímulos".

Al respecto, la alto cargo de la Xunta ha avanzado que este proyecto legislativo entrará en el Pazo do Hórreo para su debate a lo largo de este período de sesiones, es decir, antes del mes de julio.

Y, después de que la nacionalista señalase que son más de 660.000 personas las que se sitúan bajo el umbral de la pobreza en Galicia y que el 20 por ciento de los niños viven en un hogar sin recursos, González ha resaltado el carácter "social" de los presupuestos de la Xunta.

Aumento del 40%

De hecho, ha defendido un aumento de casi el 40 por ciento en la partida de la Risga en las cuentas gallegas para 2013, de forma que pasa de 23,7 a 32,7 millones de euros y que este crédito tiene un carácter "ampliable".

El objetivo, como ha explicado, es que "nadie se quede sin recibirla". "Porque no vivimos de espaldas a la realidad", ha replicado a la parlamentaria de la formación frentista, quien dibujó "una situación francamente dramática" en la comunidad.

Frente a las críticas de Adán de retrasos en el cobro de esta prestación, la directora xeral ha aseverado que el Gobierno gallego está "haciendo un esfuerzo" para que los solicitantes a los que corresponde "la reciban lo más rápido posible".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.