Litvinenko
Litvinenko (Efe). 20min
La Policía británica investiga el supuesto envenenamiento de un ex espía ruso crítico con el régimen de Vladimir Putin que cayó enfermo hace unos días tras reunirse con un contacto en un restaurante de Londres, informó el domingo la prensa británica.

Actualmente se recupera de un envenenamiento "sospechoso"
Alexander Litvinenko, ex agente secreto del KGB exiliado en el Reino Unido, fue ingresado a principios de este mes en el hospital londinense University College, donde actualmente se recupera de un envenenamiento que Scotland Yard considera "sospechoso".

Envenenado con 'talio'

El estado de la víctima es "grave pero estable", indicaron fuentes de la Policía.

Según la prensa, se cree que el veneno empleado ha sido talio, un metal incoloro e inodoro altamente tóxico que antiguamente se usaba para matar ratas y hormigas.

Algunos de sus principales efectos son la pérdida del cabello y daños en el sistema nervioso periférico, pulmones, corazón, hígado y riñones.

El periódico 'Mail on Sunday' apunta que Litvinenko estaba investigando el asesinato el pasado mes en Moscú de la periodista rusa Anna Politkovskaya, disidente del régimen de Putin, cuando supuestamente fue envenenado en un restaurante de "sushi" de la céntrica plaza de Picadilly.

El ex agente secreto se había reunido en ese establecimiento con un contacto que le entregó unos papeles que supuestamente contenían una lista de nombres de los presuntos asesinos, añade el periódico.

Amigos de la víctima aseguraron al rotativo que al ex agente se le ha caído el cabello y tiene dificultades para hablar.