El alcalde de Lleida, Àngel Ros, y otros diez concejales del PSC han votado a favor de la moción municipal de CiU que apoya la declaración soberanista aprobada en el Parlament en enero, cuando el propio Ros y otros cuatro diputados socialistas evitaron participar en aquella votación, lo que les costó una sanción del partido de 400 euros.

La moción se ha aprobado con los seis votos de CiU y los 11 socialistas, mientras que se han abstenido los otros cuatro concejales del PSC —Marta Camps, Félix Larrosa, Oriol Juguero y Josep Barberà—, y el PP ha votado en contra.

El pleno municipal ha aprobado también una moción a favor del derecho a decidir presentada por el grupo socialista que incluye tres puntos: uno sobre el derecho a decidir —CiU se ha abstenido— y dos en defensa del federalismo —CiU ha votado en contra—.

Ros ha considerado que la votación "demuestra una cohesión importante en que se haya reconocido el derecho a decidir en las dos mociones en la de CiU y en la del PSC".

El alcalde ha destacado que en las dos estaba el derecho a decidir, "en una se prefijaba un camino, que es por el que apuesta el PSC, que es cambio constitucional y modelo federal".

"Los once concejales socialistas que hemos votado sí también a la propuesta del Parlament hemos priorizado claramente el derecho a decidir versus otras consideraciones", ha aclarado el también único diputado socialista del Parlament por Lleida.

Para él, esta votación significa "una unidad catalanista" en el grupo socialista en el Ayuntamiento de Lleida.

Consulta aquí más noticias de Lleida.