El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alzira (Valencia) ha imputado a la alcaldesa de Carcaixent, Lola Botella (PP), por un presunto delito de malversación de caudales públicos, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

El juzgado abrió diligencias de investigación el pasado 15 de febrero, tras recibir una denuncia de la Fiscalía en relación con el presunto pago de facturas con dinero público en procesos judiciales de la propia alcaldesa, varios concejales del equipo de gobierno y diversos funcionarios, tal y como recoge el diario Levante-EMV.

El ministerio público abrió una investigación sobre este asunto después de que la concejala de Units per València (UxV), Ana Calatayud, aportase diferente documentación sobre la primera edil, por si pudiera haberse cometido algún tipo de delito.

Como consecuencia, Fiscalía remitió una denuncia al juzgado y ahora, este órgano judicial, ha citado a declarar a la alcaldesa, en calidad de imputada, el próximo día 30 de abril. El día anterior tendrán que acudir a declarar otros dos testigos, uno de ellos es la denunciante.

Consulta aquí más noticias de Valencia.