El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha restituido al Museo Diocesano de Jaca un óleo del siglo XV robado en la iglesia de la localidad zaragozana de Piedratajada en 1975, y que ha sido hallado en una galería de arte londinense. Cosidó ha entregado la pintura al delegado Diocesano de Patrimonio en Jaca, Jesús Lizalde.

A este acto también han asistido el obispo de Jaca, monseñor Julián Ruiz; el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde; y el jefe superior de Policía de Aragón, José Villar del Saz, entre otras autoridades.

Durante el transcurso de este acto, el director general de la Policía ha afirmado que "la protección de nuestro inmenso patrimonio artístico, cultural e histórico constituye una de las prioridades fijadas por el ministro del Interior al Cuerpo Nacional de Policía".

"La Policía Nacional está cumpliendo con eficacia ese mandato a través de la Brigada de Patrimonio Histórico, como lo pone de manifiesto la recuperación del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago o esta tabla que hoy restituimos", ha subrayado Cosidó.

La Brigada de Patrimonio histórico, con la colaboración de Interpol y la Policía portuguesa, localizó la obra en una galería de arte de Londres, donde se encontraba a la venta. Se trata de un temple sobre tabla gótico hispano flamenco del autor Martín Bernat que fue sustraído el 20 de noviembre de 1975 en la iglesia de Piedratajada y desde entonces habría pasado por distintos propietarios.

Comienza la investigación con un e-MAIL

Un correo electrónico remitido a la Policía Nacional por los investigadores portugueses dio comienzo a las investigaciones. El e-mail comunicaba que un anticuario de Lisboa había solicitado a las autoridades lusas el permiso de exportación definitiva a Londres de un óleo sobre tabla que representaba a San Sebastián.

La documentación aportada para la solicitud del permiso incluía una fotografía de un retablo de la iglesia de Piedratajada y, como parte de este conjunto, la pintura objeto de la solicitud del permiso, explica la Dirección General de la Policía en un comunicado.

Para averiguar la situación legal de la obra, los agentes españoles en primer lugar localizaron, a través de los delegados Diocesanos de Zaragoza y Jaca, unas fichas de inventario elaboradas en 1995 por el Ministerio de Cultura y la Diócesis de Jaca, que permitieron ratificar el óleo como perteneciente al citado retablo.

Documentación sobre el retablo

Posteriormente recabaron, con la ayuda de la profesora de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, María Carmen Lacarra, y del Instituto del Patrimonio Cultural de España, documentación sobre el retablo, su composición, fotografía de 1951 de su conjunto y referencias al robo del mismo, cometido el 20 de noviembre de 1975.

Se trataba de un temple sobre tabla del último cuarto del siglo XV, gótico hispano flamenco, de 135 por 93 centímetros, del autor Martín Bernat. La obra perteneció al Retablo de San Sebastián de la iglesia de San Sebastián de Piedratajada (Zaragoza).

Era la tabla central del retablo, a la que acompañaban en las calles laterales San Fabián y San Cristóbal, un Calvario en el ático, y, en el banco, a ambos lados de un Ecce Homo central, cuatro escenas hagiográficas de San Sebastián: Prisión, el santo ante el emperador, martirio y entierro. Las tablas de San Fabián y San Cristóbal se conservan en la iglesia de Piedratajada.

Se atribuye a Martín Bernat, documentado en Zaragoza entre 1450 y 1505, y uno de los autores más destacados del panorama pictórico aragonés de la segunda mitad del siglo XV, enmarcado en la corriente del Gótico Hispanoseptentrional aragonés.

Localización desconocida

A través de Interpol se confirmó a la Policía portuguesa el origen ilícito de la obra, solicitándose su intervención y los datos de identidad de los propietarios actual y anteriores; sin embargo, la pintura no se encontraba ya en Portugal.

El Consejero Técnico de la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico comunicó días después que la obra figuraba en una revista de arte e incluso estaba siendo ofertada en venta por una galería con establecimientos en Madrid y en Londres.

Los agentes averiguaron que el galerista cuyo catálogo ofertaba el óleo compartía la propiedad de la obra junto al anticuario luso. Ambos habrían adquirido la pintura a un ciudadano alemán residente en Portugal y éste, a su vez, se la habría comprado a principios de los años 80 a un tercer intermediario ya fallecido.

Los actuales dueños trasladaron el cuadro el año pasado hasta la capital inglesa sin el pertinente permiso de exportación definitiva. De esta forma, el temple sobre tabla de Martín Bernat, que fue hallado finalmente en Londres, ha sido restituido al Museo Diocesano de Jaca, en un acto celebrado este viernes.

Consulta aquí más noticias de Huesca.