El Teatro Calderón de Valladolid acoge entre este viernes, 22 de febrero, y el domingo, día 24, la representación del Ballet de Leipzig (Alemania) 'La Gran Misa', una composición de su fallecido coreógrafo Uwe Scholz que une piezas de Mozart así como de los compositores contemporáneos György Kurtág, Arvo Pärt y Thomas Jahn y en la que se trata de reflexionar sobre la pérdida de la fe.

El actual director y coreógrafo principal de este cuerpo de ballet que llega a Valladolid con 40 bailarines, Mario Schröder, ha atendido a los medios de comunicación en un receso del ensayo general que se ha llevado a cabo en la mañana de este viernes.

Schröder ha explicado, a través de una traductora de alemán, que la elección de esta obra para la gira española de la compañía "no ha sido al azar" ya que consideran que, por la temática religiosa de la composición, "puede encajar mejor en el público español". De hecho, ha señalado que en sus actuaciones previas en Madrid, Bilbao y Pamplona "se ha visto que es así".

El coreógrafo, que fue primer bailarín de la compañía durante 16 años, ha recalcado que el creador de la obra, Uwe Scholz —fallecido en 2004— lo habría planteado de la misma manera, debido a que se trata de un programa que "se asemeja mucho a la estructura de una misa" con cuatro partes, cada una de ellas identificada con un color predominante de la iluminación.

Entre ellas destaca la parte 'negra', en la que se trata de responder preguntas básicas sobre la fe. "De dónde somos, a dónde vamos, preguntas que todos en algún momento nos hemos hecho", ha puntualizado Schröder, quien ha destacado también la escena que representa a María con los Tres Ángeles y en la que se cuestiona lo que puede ocurrir cuando se pierde la fe.

En este sentido ha aseverado que, a lo largo de la historia de la Humanidad, se ha visto cómo los momentos de pérdida de las creencias han estado seguidos por "el apocalipsis". Sin embargo, pese a que se pueda pensar que la obra puede tener alguna relación con un momento de crisis como el actual, considera que se trata de una temática "atemporal".

Homenaje a mozart

El director y coreógrafo ha explicado que 'La Gran Misa' es "la más importante" de la compañía desde su creación y recoge un homenaje a la música sacra de Wolfgang Amadeus Mozart basado en su composición 'Gran misa en do menor'. El montaje ya estuvo en España en 2004 —el año en el que falleció su creador, Uwe Scholz—, en el Liceu de Barcelona, pero no ha vuelto al país hasta este 2013.

Valladolid va a ser el "broche de oro" del paso del Ballet de Leipzig por España, aunque el director ha reconocido que se sienten expectantes por cómo reaccionará el público ya que "en cada ciudad es diferente". No obstante ha manifestado que está "muy contento" de poder representarla en Valladolid y en un teatro "tan maravilloso" como el Calderón.

En el montaje se escuchará, además de 'La Grande' de Mozart piezas de los compositores contemporáneos además de los citados compositores contemporáneos Kurtág, Pärt y Jahn, así como canto gregoriano y poemas de Paul Celan que se utilizan para reemplazar partes que no se hallaron escritas en las partituras. No obstante, el momento culminante del programa llega con 'El Credo', del estonio Arvo Pärt.

El despliegue del Ballet de Leipzig incluye a 53 profesionales, de los que 40 son bailarines, que representan a un total de 24 nacionalidades. Como ha recalcado el gerente del Teatro, José María Viteri, la compañía es "una de las más reconocidas" de su país, a lo que Mario Schröder ha añadido que su presente es "magnífico" y su futuro "muy bueno".

Las representaciones están programadas para las 20.30 horas de este viernes y mañana sábado, y se cerrarán con la sesión del domingo, a las 19.30.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.