El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha dicho este viernes sentirse "injustamente tratado" en relación con el metro por los responsables de la Consejería de Fomento y Vivienda porque "quieren olvidar los acuerdos cerrados con la anterior consejera, Josefina Cruz, y partir de cero". Por ello, ha reclamado para la capital malagueña "el mismo trato y la misma sensibilidad que ha tenido la Junta con la ciudad de Sevilla".

"De una manera educada y correcta, pero defendiendo los intereses de Málaga —ha dejado claro a los periodistas—, estudiaremos todo este escenario desde el punto de vista jurídico y buscaremos que no haya discriminación con nuestra ciudad" porque, como ha defendido, "tenemos derecho al mismo tratamiento que ha tenido la ciudad de Sevilla".

Tras la reunión de la comisión mixta de seguimiento del metro, en la que la Consejería expuso que el Ayuntamiento debe abonar 63,62 millones si el último tramo (Guadalmedina-La Malagueta) fuera en superficie, pero más de 80 millones si va soterrado, De la Torre ha insistido en su "sorpresa" ante "esa insistencia de querer plantear que los malagueños tengan que pagar una cantidad significativa por las obras", en referencia sobre todo a los 32,31 millones reclamados por lo ejecutado hasta ahora y que, según el alcalde, es una deuda ya cubierta con actuaciones de movilidad urbana.

Anterior consejera

"Es una cuestión que está zanjada, que le pregunten a la anterior consejera, que está felizmente viva", ha manifestado. Más aún, ha recordado que "en Sevilla desde 2006 existe un convenio firmado entre la Junta y el Ayuntamiento de Sevilla que libera a éste último de esos compromisos, paralelos a los nuestros".

Además, el primer edil malagueño ha reiterado que "en reuniones en 2011 con la consejera anterior, Josefina Cruz, llegamos a acuerdos que significaban aplicar en Málaga lo mismo que en Sevilla". "Bien es verdad —ha precisado—, que no se nos dio el convenio de Sevilla".

En este punto, ha criticado que ya en la etapa en la que esta Consejería era responsabilidad del PSOE "fue desleal porque silenció y ocultó el documento aprobado en 2006 y no supimos de él hasta tres o cuatro años después". "Tiene bemoles", ha lamentado.

"Me sentí injustamente tratado como alcalde, representando a los malagueños, en esa etapa del oscurantismo y de no hacer partícipes a los demás ciudadanos andaluces del acuerdo que la Junta llegó con la ciudad de Sevilla", ha denunciado De la Torre.

Como ha incidido, "a lo largo de estos años el metro ha tenido una serie de cambios importantes en los que el Ayuntamiento no ha participado —ha reconocido, no obstante, que sí ha habido sugerencias por parte del Ayuntamiento que han sido aceptadas—", por lo que si ahora la Junta reclama al Consistorio que aporte dinero en los tramos rescatados por el Gobierno andaluz para su ejecución directa —entre 31,31 y 48,55 millones de euros—, "aplicaremos el criterio de la fórmula de Sevilla".

De la Torre ha lamentado, asimismo, que se haya dicho que es la Junta de Andalucía la que hace la obra en esos tramos rescatados y "resulta ahora que no, que también tenemos que participar y que nos quiere pasar la factura".

TIEMPO

De todos modos, ha considerado que hay tiempo para analizar estas cuestiones porque, como ha expuesto, "el metro sevillano empezó a funcionar sin que hubiera habido ni siquiera acuerdos sobre cómo hacer la participación de la ciudad de Sevilla y del resto de municipios en el mantenimiento, y fue al cabo de casi dos años cuando plantearon las cuentas", por lo que ha opinado que "aquí pueden hacer lo mismo".

Sí hay que definir "claramente", ha apuntado, el trazado del último tramo del metro, que el Ayuntamiento insiste en que vaya bajo tierra, frente a la Consejería de Fomento, que defiende que sea en superficie. "Queremos que se cumpla lo que está pactado y que no intenten ahora abrumarnos o preocuparnos con que hay mayor coste; es el que estaba previsto", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.