El Gobierno regional trabaja porque la desviación del objetivo de déficit de 2012, que alcanzó el 2,9 por ciento, "no afecte a los derechos básicos de los ciudadanos". Así lo ha indicado el portavoz del Gobierno regional, José Ballesta, quien ha afirmado que el Ejecutivo apuesta por el diálogo, la transparencia y la consulta con los agentes sociales y otras instancias, "ya sean nacionales o internacionales", sobre las actuaciones que vaya a adoptar y que, "pueden, en algún momento, afectar a la sociedad".

En la rueda de posterior al Consejo de Gobierno, ha asegurado que la cifra del déficit no ha sido una sorpresa, "era lo que se venía anunciando" y el Gobierno "lo analiza con seguridad y en esa búsqueda de mantener servicios y derechos básicos de los ciudadanos, objetivo que se ha marcado siempre", a la vez que ha querido dejar claro que Gobierno murciano no piensan en privatizar servicios.

El Ejecutivo "tiene una responsabilidad que no puede eludir en cuanto a la sostenibilidad de esos servicios", ha apuntado, al mismo tiempo que "ha de compaginar la sostenibildad de las cuentas públicas".

Lógicamente, "el Gobierno de la Región de Murcia no abandonará ninguna de las dos responsabilidades", ha añadido Ballesta, quien ha insistido en que "debemos de seguir manteniendo esos derechos básicos y asumir nuestra responsabilidad en la sostenibilidad de las cuentas públicas".

El Ejecutivo ya "ha empezado a trabajar en las actuaciones que va a llevar a cabo; algunas corresponden al propio Gobierno, otras serán influidas", de hecho, ha apuntado, esta misma mañana está en discusión la posible flexibilización de los objetivos de déficit para España.

Además, abrirá un periodo de diálogo con el Ministerio de Hacienda "para fijar el alcance de las actuaciones que haya que realizar a partir de este momento", y en el que el Gobierno regional "seguirá reivindicando el ajuste en el mecanismo de financiación autonómica".

Tras lo que ha asegurado que el Gobierno regional "hará sus propios deberes como ha venido haciendo en el pasado" y recordado que "todos los ciudadanos de la región hemos afrontado una importante reducción en materia de gastos", pero que el nivel de ingresos no ha funcionado "de manera adecuada", independientemente de que el esfuerzo "ha sido enorme" al bajar un 3 por ciento "desde que comenzó la crisis".

"No cedemos un ápice en nuestra responsabilidad a la hora de adoptar aquellas medidas políticas que debamos adoptar" pero, ha declarado, "como se tratan de medidas que pueden afectar, en algún momento, a la sociedad de la Región, que ya ha sufrido mucho durante este tiempo", creemos que debe haber "transparencia y un diálogo permanente con los agentes sociales sobre las actuaciones que el Gobierno va a adoptar".

Por último, el consejero del ramo ha remarcado que, en ningún momento, el Gobierno regional "está hablando ni pensando en la privatización de servicios".

Consulta aquí más noticias de Murcia.