Tragedia en el Madrid Arena
Imagen del pasillo en el que se produjo la tragedia en el Madrid Arena durante la noche de Halloween. Isa Aparicio / EFE

El juez que instruye el caso Madrid Arena acordó este viernes mantener la imputación de la cúpula de la Concejalía de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid al entender que sus responsables cometieron un "fallo clamoroso en las medidas de seguridad más elementales" la noche del 1 de noviembre, en la que se produjo la avalancha humana que provocó la muerte de cinco adolescentes.

Eduardo López Palop, titular del juzgado de Instrucción número 51 de Madrid ha plasmado esta reflexión en un auto en el que rechaza el recurso presentado por el Consistorio que dirige Ana Botella contra la imputación del exdelegado de Seguridad, el dimitido Antonio de Guindos; la excoordinadora de Emergencias, Fátima Núñez; la del jefe de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo; y la del director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo.

Según López Palop, y a pesar del criterio de la Fiscalía, llamar a declarar a estas cuatro personas ayudará a esclarecer por qué la noche de los hechos se ignoró el macrobotellón en los alrededores del recinto y se permitió la entrada a la fiesta a personas en evidente estado de embriaguez. Estas, además, accedieron saltándose los controles de seguridad y por vías de evacuación.

El alcohol y la seguridad, "determinantes"

Tanto el consumo descontrolado de alcohol en la vía pública como la ausencia de control en los accesos son, para el juez, "determinantes en la tragedia que acontece posteriormente".

Esta sentencia tira por tierra la versión sostenida por Ana Botella desde el pasado 1 de noviembre. Según ha defendido la alcaldesa hasta hoy, su equipo actuó "conforme a la ley" y no existió ninguna irregularidad. A pesar de ello, este jueves aprobó la reforma de la cúpula de Seguridad creando un mando único de Emergencias para evitar fallos como los que se produjeron el 1 de noviembre. El Ayuntamiento, de hecho, ha sido declarado responsable civil subsidiario por ser el propietario del Madrid Arena.

Este juzgado no ha obligado a dimitir a nadieEn el escrito conocido este viernes, López Palop se pronuncia de forma categórica sobre los hechos. A tenor de los datos disponibles, constata que la noche de los hechos tuvo lugar junto al Madrid Arena "un botellón perfectamente ilegal" que el Ayuntamiento y el jefe de Policía han llegado a negar que tuviese lugar. Aunque el Consistorio también ha defendido que envió a suficientes agentes a la zona, el juez recalca que "todas las personas que han declarado hasta ahora [...] han manififestado unánimemente que los efectivos de la Policía Municipal destacados en el evento eran notoriamente insuficientes"

El juez también tumba, por último, la pretensión municipal de quitar la imputación de sus altos cargos por el perjuicio que esta situación provoca a la "fama y honor" de los afectados. "Quienes han sufrido un daño irreparable son las niñas fallecidas y sus víctimas", reprende López Palop, que zanja la cuestión subrayando que las dimisiones de los cargos imputados (Pedro Calvo, Antonio de Guindos) son consecuencia de sus propias decisiones. "Lo que es seguro es que este juzgado no ha obligado a dimitir a nadie", concluye el rapapolvo.

Calendario de comparecencias

La decisión de López Palop mantiene inalterado el calendario de comparecencias fijado con anterioridad. Según el mismo, Fátima Nuñez deberá declarar el 26 de febrero. Antonio de Guindos lo hará el 13 de marzo. Alfonso del Álamo acudirá a los juzgado de Plaza de Castilla el día 19 del mismo mes. El 20 de marzo será el turno de Emilio Monteagudo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.