El alcalde de Oia (Pontevedra), Alejandro Rodríguez, ha amenazado con darse de baja del PP, junto con los cinco concejales de su gobierno municipal, si Xunta y Gobierno central "no cambian su actitud" y toman medidas para solucionar el problema de los afectados por las preferentes.

En declaraciones a Europa Press, el regidor ha confirmado que, tras suspenderse el pleno de este viernes por las protestas de los afectados, ha decidido, junto con su grupo municipal, dirigir una carta a la Xunta y al Gobierno central en la que se pone de manifiesto su malestar por el "engaño" a estas personas, y porque esas administraciones "no han hecho lo suficiente" por ellos.

Así, en ese escrito, el gobierno local declara su "solidaridad" con los afectados y denuncia que tanto la administración gallega como la central están "permitiendo una injusticia", al tiempo que les reprocha que no hubiesen cumplido su compromiso de agilizar los arbitrajes para que los afectados puedan recuperar si no todo, al menos parte de sus ahorros.

El alcalde ha lamentado que "se ha perdido mucho tiempo" en reuniones y desplazamientos y que, finalmente, "no se les ha dado una solución" y "nadie les hace caso".

Por ello, caso de que no haya una "respuesta satisfactoria" a la misiva, Alejandro Rodríguez ha anunciado que el grupo del PP se reunirá para plantear su baja del partido y su adscripción al grupo mixto. "Que se haga algo, estamos aquí para defender los intereses del pueblo, y ésta no es la Galicia ni la España que yo quiero", ha concluido el regidor.

Valoración de los afectados

La Plataforma de Afectados por las participaciones preferentes del Baixo Miño ha señalado que la decisión del alcalde es "la más coherente" por parte de un "gobernante que dice que representa a su pueblo", y ha recordado que las personas afectadas por este problema viven "acosadas" por las políticas del PP.

El portavoz de la plataforma, Xulio Vicente, ha subrayado que el anuncio de Alejandro Rodríguez debe servir para que "otros alcaldes y el presidente de la diputación, Rafael Louzán", tomen ejemplo y sigan el mismo camino, el de "poner su cargo a disposición de los vecinos". "Si no siguen ese ejemplo, los alcaldes del PP van a tener un problema, porque su partido es nuestro enemigo", ha sentenciado.

Valoraciones políticas

La portavoz del PSdeG en la Corporación de Oia, Rosa María Otero, en declaraciones a Europa Press, ha atribuido la decisión del alcalde a que "se vio sorprendido por las protestas y se adaptó a las circunstancias, para salir del paso". Otero ha puesto en duda que el regidor vaya a cumplir lo anunciado y se ha preguntado "a qué espera".

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz del BNG en el Ayuntamiento, Xosé Miguel Giráldez, quien ha pedido al alcalde que "se dé de baja del PP ya, sin esperar la respuesta" a esa carta, ya que, como militante de ese partido, "es cómplice" de las prácticas de Xunta y Gobierno.

El PP gobierna con mayoría absoluta en Oia, con seis concejales, mientras que el PSOE tiene 4 ediles, y el BNG, un representante.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.