El Ayuntamiento de El Coronil (Sevilla), gobernado por Jerónimo Guerrero (PSOE), ha anunciado este viernes que no cobrará a sus vecinos el recibo del mes de enero correspondiente al servicio de limpieza urbana, a cuenta de la huelga indefinida que pesa sobre este servicio motivando la acumulación de toneladas de basura en el municipio. El paro técnico se prolonga ya durante más de un mes y medio y sigue enquistado en todos los aspectos, toda vez que el Consistorio ha pedido que la empresa pública de Transformación Agraria (Tragsa) se haga cargo de los servicios mínimos, dada la baja laboral de cuatro de los cinco operarios de la limpieza urbana.

El alcalde ha informado a Europa Press de que tal ha sido la decisión del Gobierno municipal ante la prolongación del conflicto, pues "los vecinos no tienen por qué pagar un servicio que no han recibido, aunque sea por circunstancias ajenas al Ayuntamiento, que en todo momento ha puesto los medios mecánicos y humanos para poder realizarlos". "Es un acto de justicia y, sobre todo, de racionalidad, ya que los trabajadores, hasta que se dieron de baja, han estado cobrando sus salarios porque después de denunciar las coacciones de los piquetes del SAT, se les encomendaban otros trabajos y el gasto se ha hecho como si el servicio se hubiese realizado", señala el alcalde, que admite que esta decisión implica "un perjuicio" para las arcas municipales.

En ese sentido, el primer edil ha anunciado que sumará una nueva denuncia contra el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), organización que promueve la huelga, para reclamar los "daños y perjuicios" derivados del "incumplimiento" de los servicios mínimos que el Gobierno municipal socialista atribuye a los piquetes informativos del sindicato. Respecto al acto público convocado este viernes por IU-CA en defensa de la convocatoria de huelga, Guerrero ha considerado que se trata de un gesto en contra del vicepresidente de la Junta de Andalucía y coordinador general de IU-CA, Diego Valderas, "por no haber apoyado esta huelga irracional y salvaje del SAT". "Aquellos que apoyen esta huelga en el acto, estarán apoyando el todo vale para obtener un objetivo político", señala el primer edil, quien insiste en que el paro técnico sólo persigue desgastar al Gobierno municipal socialista.

El conflicto de la basura

La convocatoria de esta huelga indefinida en el servicio de limpieza urbana de El Coronil responde a la anulación de una bolsa de empleo asociada a este servicio público prestado directamente desde el Consistorio. Guerrero que la anulación de esta bolsa de empleo responde a la tasa cero de reposición de efectivos estipulada para las administraciones por los Presupuestos Generales del Estado (PGE) tanto para 2012, como para 2013, así como por acuerdo propio del Ayuntamiento. Asimismo, Guerrero esgrime que hay fórmulas para redirigir las personas inscritas en esta bolsa de empleo hacia otros programas de la misma naturaleza.

Diego Cañamero, exalcalde de El Coronil y líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), organización que promueve la huelga, no comparte estos argumentos y alega que "el alcalde ha hecho 18 contratos en los últimos seis meses con fondos municipales y pretende cargarse una lista de 12 años de antigüedad, —en referencia a la bolsa de empleo—, para meter a los suyos". En paralelo, ambas partes se acusan mutuamente de impedir el cumplimiento efectivo de los servicios mínimos, porque también discrepan en la interpretación de los mismo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.