Parte de la flota pesquera gallega —fundamentalmente de los segmentos de arrastre, volanta y palangre— continúa paralizada este viernes en Galicia y se plantea si seguir con esta protesta durante la semana que viene, según han informado a Europa Press fuentes de los armadores de Ribeira.

En esta localidad coruñesa, más de una quincena de arrastreros permanecen amarrados a modo de protesta, por la situación que atraviesa el sector y para reclamar más posibilidades de pesca.

"Por la pinta que tiene, no sé si se prolongará toda la semana que viene, hasta que hagan algo de pupa y les hagan caso", señalan las mismas fuentes.

Además de A Coruña, la provincia de Lugo también prosigue esta jornada con la huelga, según apuntan fuentes de la cofradía de Celeiro, puerto en el que hay una decena de arrastreros de litoral amarrados junto a algunos buques de A Coruña y Burela.

Entre otros aspectos, patrones y armadores apuntan problemas como la "escasez de cuotas pesqueras", la "complejidad del uso del Diario Electrónico de Abordo" y la introducción de la normativa de pesaje, con la obligación de pesar todos los productos pesqueros en el puerto de desembarque con sistemas de pesaje autorizados que "están provocando serios perjuicios económicos y comerciales, pues no todas las lonjas están operativas las 24 horas en los puertos".

Por todo esto, reivindican que se elabore un "plan de muestreo que permita el traslado del pescado sin pesar hasta el puerto de desembarque".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.