Carlos Conde
Carlos Conde, rector de la Universidad Politécnica de Madrid, en un acto público. UPM

El rector de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carlos Conde, ha paralizado temporalmente la aprobación del plan de ajuste que incluía el despido de 301 trabajadores (el 15% del personal de administración y servicios y un 8% del total de la plantilla). Después de que varios centenares de empleados, profesores y alumnos tomasen el rectorado e iniciasen un encierro como medida de presión, Conde ha comunicado a los sindicatos que retoma las negociaciones.

Las centrales fueron informadas este viernes por e-mail de que la reunión del Consejo de Gobierno de la universidad que iba a celebrarse este sábado, 23 de febrero, y en la que se iban a aprobar los despidos y otros recortes, queda aplazada hasta el próximo sábado 9 de marzo.

En ese período, el rector se compromete a escuchar las propuestas que se le presenten, aunque siempre teniendo en cuenta que la institución debe encontrar el medio de ahorrar 24,7 millones de euros. La Comunidad de Madrid le ha reducido este año la subvención nominativa en 39 millones.

Seguirán movilizándose

Nada más recibir la comunicación del rector, UGT y CC OO dieron por desconvocado el encierro que protagonizaron durante la noche al menos un centenar de personas. Estas pernoctaron, provistas de mantas, en el salón de actos en el que el jueves por la manaña se había convocado la asamblea informativa contra las medidas del rector.

La mayoría de las Juntas de Escuela han aprobado resoluciones de rechazo a los despidos"El objetivo del encierro era permanecer en el salón de actos como medida de presión hasta el sábado, cuando se iba a producir la reunión. Una vez desconvocada la reunión, queda también desconvocado el encierro", explicó  el portavoz de la sección sindical de UGT en la Politécnica, José María Herranz, en declaraciones recogidas por la agencia Europa Press.

CC OO ha reiterado su "disposición de trabajar en la línea de una negociación transparente" con el objetivo de diseñar un plan de viabilidad. El sindicato ha exigido "soluciones reales" para el mantenimiento del empleo. El sindicato entiende las fechas que el rectorado ha establecido (el 1 de marzo como límite para la negociación y el 9 para la celebración del Consejo de Gobierno) como una "referencia" y "no como una limitación" que pueda condicionar el resultado del proceso de diálogo y acuerdo.

En paralelo, los trabajadores continuarán concentrándose frente al rectorado de 12.00 a 12.30 horas, como llevaban haciendo desde este lunes para visibilizar su protestas.

Además, la práctica totalidad de las Juntas de Escuela de los centros que integran las Universidad han aprobado resoluciones de rechazo a los despidos y los recortes salariales e instando a los directores, que forman parte del Consejo de Gobierno que debe aprobar el ajuste, a votar en contra de los mismos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.