Taín: "Es evidente que ese señor está haciendo un daño; el derecho al honor debe estar por encima de la simple venganza"

El juez titular del Juzgado de instrucción número 1 de Santiago, que investiga el robo del Códice Calixtino, José Antonio Vázquez Taín, ha asegurado, en alusión al ladrón confeso, Manuel Fernández Castiñeiras, que "es evidente que ese señor está haciendo un daño, pues el derecho al honor debe estar por encima de cuestiones como la simple venganza".

El juez titular del Juzgado de instrucción número 1 de Santiago, que investiga el robo del Códice Calixtino, José Antonio Vázquez Taín, ha asegurado, en alusión al ladrón confeso, Manuel Fernández Castiñeiras, que "es evidente que ese señor está haciendo un daño, pues el derecho al honor debe estar por encima de cuestiones como la simple venganza".

Lo ha dicho en la presentación de su libro 'La leyenda del santo oculto' en Ourense, donde uno de los asistentes, un cura responsable de la biblioteca de la Diputación, preguntó qué hay de cierto sobre supuestos abusos sexuales sugeridos por el manuscrito presentado por Fernández Castiñeiras.

Vázquez Taín ha destacado que "lo que no es objeto de delito hay que respetarlo igualmente, porque al tener, como hay en España, un sistema judicial de los más garantistas del mundo, cualquiera tiene derecho a negar, mentir o enfangar". "Todo es lícito, y el deber de los jueces de instrucción es separar la paja del grano para llegar a la verdad", ha resaltado.

"Si en ese papel hubiese un solo dato mínimamente creíble de un abuso sexual a un menor, si yo estuviera de guardia tendría las diligencias ya abiertas, pero es evidente que ese señor —en alusión a Castiñeiras— está haciendo un daño, pues el derecho al honor debe estar por encima de cuestiones como la simple venganza", ha aseverado.

Así, ha recomendado al público que "ignorase" lo escrito por el exelectricista de la Catedral y recomendó coger el libro que él presentaba "y dejar el periódico" en temas como este.

Los primeros minutos fueron dedicados a su padre por el uso de continuos aforismos para explicar la realidad. El propio Vázquez Taín usó varios para pedir disculpas por si se alargaba en su presentación o por, siendo juez, atreverse a escribir un libro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento