Educación apoyará a todos los municipios que incluyan trabajos comunitarios para los alumnos expulsados de los centros

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de al Generalitat Valenciana dará su apoyo a todos los municipios de la Comunitat que planteen que los alumnos que sean expulsados de los centros educativos puedan participar en trabajos comunitarios en sus municipios mientras se encuentren en esa situación.

La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de al Generalitat Valenciana dará su apoyo a todos los municipios de la Comunitat que planteen que los alumnos que sean expulsados de los centros educativos puedan participar en trabajos comunitarios en sus municipios mientras se encuentren en esa situación.

Así lo ha asegurado la titular de este departamento, María José Català, que hoy ha asistido al pleno del Consejo Valenciano de Formación Profesional al ser preguntada por los medios por la iniciativa del Instituto de Navarrés (Valencia) que manda a sus alumnos expulsados a realizar trabajos sociales en residencias de ancianos.

Interrogada por si se va a extender la iniciativa, Català ha manifestado que "por supuesto, ya que se trata de una experiencia muy positiva". "Y lo que queremos es ofertar a todos los municipios de la Comunitat; cualquier municipio que plantee incluir este iniciativa dentro de su plan de absentismo tendrá el apoyo de la Conselleria", ha garantizado.

La consellera ha subrayado la importancia de contar con la voluntad de la familia, del ayuntamiento y del centro. "Es una forma de reorientar esas expulsiones y amonestaciones de los alumnos; es una iniciativa pionera en España interesante y el objetivo es que el alumnado tenga conciencia de la realidad social, de las necesidades y que en ese periodo esté prestando un servicio útil", ha aseverado.

El pasado mes de enero, y tras conocer la iniciativa y buen resultado del proyecto del instituto de Navarrés, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte anunció que pondrá en marcha el próximo curso una nueva normativa para que los alumnos expulsados temporalmente de los centros educativos puedan participar en trabajos comunitarios en sus municipios mientras se encuentren en esa situación.

Esta medida, que será opcional y voluntaria tanto para los padres como para los ayuntamientos, se enmarca dentro del nuevo contrato familia-tutor, por el que las familias deberán comprometerse a cumplir prácticas y objetivos que favorezcan la calidad educativa de sus hijos, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Cláusulas de contrato

En este sentido, una de las cláusulas de contrato dará a los padres la posibilidad de aceptar que sus hijos realicen labores sociales en su localidad en el caso de ser expulsados del centro.

Los trabajos que un alumno podrá realizar se estructuran según las necesidades de los consistorios y se estipularán en torno a varias categorías de actividades en función de si el alumno es reincidente en su expulsión o es la primera vez que es apartado de las clases.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento